Universidad

Los rectores sobre la polémica por la Pontificia en Bormujos: “Ninguna excusa justifica seis universidades privadas en Andalucía"

Los rectores andaluces critican que "la irrupción" en Andalucía de la Universidad Pontificia Comillas "es una clara invitación a que vengan otras privadas sin necesidad de pasar por el Parlamento andaluz”

Francisco Oliva, rector de la Universidad Pablo de Olavide y presidente de la Asociación de Universidades Públicas andaluzas.

Francisco Oliva, rector de la Universidad Pablo de Olavide y presidente de la Asociación de Universidades Públicas andaluzas. / El Correo

Las universidades públicas de Andalucía han mostrado su asombro "por las falsas acusaciones vertidas por la Consejería de Universidad, Investigación e Innovación después de la Comisión Académica del CAU" celebrada este martes en Jaén, donde los rectores andaluces votaron desfavorablemente el informe preceptivo sobre "la autorización para que la Universidad Pontificia Comillas comience a operar en Andalucía el próximo curso".

Según el comunicado, ésta sería "la sexta universidad privada de la Comunidad Autónoma, de aprobarse también las otras dos que todavía están en tramitación parlamentaria".

El presidente de la Asociación de Universidades Públicas Andaluzas, Francisco Oliva, ha expresado el malestar de la rectora y los rectores andaluces de las universidades públicas andaluzas por las palabras de la consejería al afirmar, que “los rectores reclaman en el CAU el cierre del Centro de San Juan de Dios”. Estas palabras, sostiene Oliva, “distan mucho de la realidad y tienen poco o nada que ver con los hechos objetivos en torno a este asunto”.

En concreto, Oliva se refiere a un mensaje en X (antes Twitter) de Ramón Herrera, secretario de Universidades de la Junta de Andalucía, en el que recordó la vinculación del grado de Enfermería impartido por la orden San Juan de Dios en Bormujos.

Oliva ha resaltado que “si tan loables fueran las intenciones de la Junta de Andalucía, esta cuestión se hubiera hecho pública en el mes de marzo, cuando Comillas formalizó su solicitud, o en el CAU celebrado el 22 de mayo en Córdoba, donde los rectores preguntamos explícitamente por esta cuestión y se negó la mayor en la propia sesión del órgano consultivo”.

En esta polémica, la Junta aduce que el grado de Enfermería llevaba 17 años adscrito a la Universidad de Sevilla y cuando la Hispalense y la orden San Juan de Dios rompieron su relación han buscado "alternativas" para mantener los puestos de trabajo y la titulación de nuevos enfermeros.

Decisión unilateral del Centro San Juan de Dios para adscribirse a la Universidad Pontificia de Comillas

La postura de las universidades públicas es distinta. Según el presidente de AUPA, la situación viene originada "por una decisión fallida del Centro San Juan de Dios de Bormujos, que prefirió desadscribirse de la Universidad de Sevilla de forma unilateral y por motivos económicos, y que cuando solicitó su desistimiento, al no ver cumplidas sus expectativas, rechazó la firma de un nuevo convenio que la Universidad de Sevilla le ofreció".

Según los rectores andaluces fue el el Centro San Juan de Dios de Bormujos el que prefirió desadscribirse de la Universidad de Sevilla "de forma unilateral y por motivos económicos"

Según el comunicado remitido por el equipo de Oliva, "parece evidente, como así refleja el informe de la Universidad de Sevilla adjunto al acta del último CAU, que la voluntad del Centro San Juan de Dios ha sido en todo momento la de adscribirse a la Universidad Pontificia Comillas, con la colaboración indispensable de la Consejería, que podría haber intervenido para facilitar la adscripción de este centro a alguna de las universidades privadas que ya existen en Andalucía, pero prefirió abrir esta nueva vía de privatización exprés sin control parlamentario”.

Por todo ello, “la rectora y los rectores andaluces rechazamos de forma contundente que se trate de responsabilizar a las universidades públicas andaluzas de una decisión adoptada por el centro San Juan de Dios y la Junta de Andalucía respectivamente”.

En una entrevista a El Correo de Andalucía, Oliva fue tajante respecto a su valoración de la política de universidades privadas emprendida por la Junta. "No cumplen con los requisitos mínimos de calidad que regula actualmente un decreto del año 2021. Hay que preguntarse, además, qué viene a aportar Andalucía cualquier proyecto universitario que pretenda implantarse aquí