Fútbol

Antoñito manda al Málaga CF a Segunda División

El canterano, en los últimos segundos de partido, marcó el gol de la victoria definitiva después de que Dioni comenzara -también en la segunda parte de la prórroga- cuando el Nástic obligó a los blanquiazules a remontar tras ponerse 2-0

El canterano, en los últimos segundos de partido, marcó el gol del ascenso.

El canterano, en los últimos segundos de partido, marcó el gol del ascenso. / AGENCIA LOF

Beatriz Tocón

Ahí lo tienes, Málaga. Ojalá siempre recuerdes ese abrazo, esa mano que te agarró y lo fuerte que te latió el corazón en uno de los días más importantes de tu vida. En Tarragona, en el Auditorio Cortijo de Torres, en un bar o en casa. Lo soñaste tan fuerte que solo un vendaval de emociones pudo liberarte. Ahí lo tienes, es todo tuyo. Grítalo bien alto para que se entere toda España porque ¡¡el Málaga CF vuelve a ser equipo de Segunda División!! ¡Antoñito tiene que ser alcalde urgentemente!

Qué día este 22 de junio de 2024 para guardarlo para siempre. Qué grande puede ser el fútbol cuando te lo devuelve y qué grande es este Málaga CF. Justo lo que había que hacer. Daba igual lo que ocurriera en el minuto 37, en el 48 o en el 82. Importaba el marcador final y el Nástic sucumbió a 11 jugadores sobre el campo y a una ciudad entera que cabalgó a hombros de los suyos para firmar el definitivo y ya inolvidable 2-2

Nadie lo había hecho en la historia de Primera RFEF, pero este equipo volvió a demostrar que el fútbol no profesional no está a su altura. Tuvo que luchar desde el primer día contra todo y contra todos, contra su favoritismo y contra los malos momentos que ha ido arrastrando cuando vio que el objetivo se iba alejando. Aunque le dio igual. Bien vale un play off que un primer puesto con acceso directo. Malaguistas, LaLiga Hypermotion vuelve a ser nuestra. 

Solo 528 afortunados pudieron desplazarse hasta el epicentro de un terremoto que se desató por completo una vez sonó el pitido final. También se gestó la locura en la 'mini Rosaleda' que se formó en el auditorio, pero lo vivido emocionalmente en el Nou Estadi se escapa de toda lógica. El abrazo de los jugadores, del cuerpo técnico, en las gradas...

La primera parte fue durísima, pura final de play off por el ascenso, ahora sí. El tiempo y la aparición de los jugones le dio temple al conjunto de Sergio Pellicer. No hubo grandes ocasiones para los blanquiazules, se mostraron muy cómodos minimizando los errores. La buena noticia era que los dos centrales granas ya estaban cargados con amarilla... mucho tiempo después de merecerlo.

Un equipo de héroes

Lo había hecho, prácticamente, todo bien el Málaga CF. Sin crear demasiado y sin sufrir en exceso en ataque, controlando espacios y el tensiómetro... hasta que lo reventó Godoy. El ariete del Nástic lo enfrió todo para aprovecharse del único error que había cometido el cuadro de Pellicer hasta el momento. Apareció la prórroga y de la peor forma posible. Fue Santamaría el que metió un cabezazo para destrozar todas las ilusiones.

Marcó Dioni en el inicio de la segunda parte de la prórroga, pero aún hacía falta uno más. Sin embargo, el Nástic empezó otro partido. El que dominan, el de tirar balones al césped desde la grada... o simplemente a no entregarlos. El encuentro se paró una eternidad. De hecho, el cuerpo técnico sacó al equipo del césped durante largos minutos.... y ahí acabó todo hasta que apareció Antoñito. Recortó como si llevara 30 años en esto y le dio a su equipo el ascenso.

Y la alegría fue, es y será inconmensurable los próximos días, semanas y meses. ¡Gitana, lo han hecho! Afición, joder, qué ascenso tienes ahí. Es todo culpa de ellos. De Pellicer y de su cuerpo técnico. De los chavales que se han hecho mayores en su club: los Roberto, Kevin, Larrubia, Dani Lorenzo, Ramón, Carlos López o Murillo. Y de tantos otros que han abrazado este escudo como si fuera suyo desde que aún eran infantiles: Nelson Monte, Alfonso, Einar, Manu Molina, Gabilondo, Ferreiro... Los que más han jugado y los que han tenido apariciones esporádicas. Ya son los héroes que devolvieron al Málaga CF al fútbol profesional

Así que ahora toca celebrar, que bien se lo merece esta ciudad después de años y años de letargo en el mundo del fútbol. Por los que están, por todos los que lo que han trabajado para hacer posible y, principalmente, por todos los que no han podido estar para gritar que por fin volvemos al mundo que nos merecemos.