Empresas

La segunda megaestructura de Tecade para un parque eólico marino en EEUU zarpa con éxito del Puerto de Sevilla

La segunda subestación eléctrica para Coastal Virginia Offshore Wind cruza la esclusa y navega ya rumbo al puerto danés de Aalborg, donde se completará la instalación de los equipos antes de ser trasladada a EEUU

Zarpa la subestación eléctrica construida por Tecade

Jorge Jiménez

C.C./ El Correo

Tecade, empresa con origen en Utrera dedicada a la construcción de grandes puentes de acero y estructuras offshore -en el mar- a nivel internacional, ha comenzado el envío de la segunda subestación eléctrica para el parque eólico marino de Coastal Virginia Offshore Wind, construida por la compañía y ensamblada en el Puerto de Sevilla.

Para ello, ha sido necesaria una compleja operativa portuaria, un acto al que han asistido el alcalde de Sevilla, José Luis Sanz; el presidente de la Autoridad Portuaria de Sevilla, Rafael Carmona; el presidente del Consejo Económico y Social de Andalucía, Juan Marín; y el presidente de la Diputación provincial de Sevilla, Javier Fernández de los Ríos, además de empresarios portuarios y concejales del Ayuntamiento de Sevilla.

2.200 toneladas de peso

El acto ha sido organizado por la empresa estibadora sevillana Sevitrade que, al igual que en la primera subestación trasladada el pasado diciembre, ha sido la encargada de la consignación de la pontona flotante donde se ha cargado la megaestructura, de 2.200 toneladas de peso, 60 metros de largo, 30 metros de ancho y 25 metros de alto. La intención de Sevitrade es poner en valor las operativas que se vienen desarrollando en el Puerto de Sevilla y que, en este caso de Tecade, "es un gran ejemplo de la importancia que empieza a cobrar la carga de proyectos o project cargo", ha subrayado la empresa en una nota de prensa. La operativa ha sido coordinada por la Autoridad Portuaria de Sevilla, Capitanía Marítima, la corporación de prácticos del Puerto de Sevilla y de la ría del Guadalquivir, remolcadores, amarradores, Tecade y CsWind, además de Sevitrade.

Éxito en la esclusa

La megaestructura ha cruzado con éxito la esclusa este martes en torno a las 16.00 de la tarde. La subestación navega ya a bordo de una barcaza propulsada por un remolcador a través del estuario del Guadalquivir hacia el puerto danés de Aalborg, donde se procederá a completar la instalación de los equipos antes de ser trasladada a su destino final: un parque eólico marino situado a 24 millas mar adentro, en la costa atlántica de EEUU.

Durante el paseo en barco, que ha permitido a los participantes contemplar la zona industrial del Puerto de Sevilla y el potencial de sus empresas, el CEO de Tecade, Antonio Camino, y el presidente de Sevitrade, Javier García, han explicado la importancia del proyecto, que supone un gran hito para la industria metalmecánica y para el Puerto de Sevilla, pues es la primera vez que se fabrican y ensamblan subestaciones para la industria offshore wind íntegramente en Sevilla.

Empleos y proyectos

En este proyecto para fabricar las dos subestaciones se han invertido un millón de horas de trabajo en Tecade y se han generado más de 300 empleos adicionales a los 300 ya existentes en la empresa. “Ya tenemos proyectos en estudio para 2025 y 2026 para afrontar nuevas subestaciones”, ha adelantado Antonio Camino, CEO de la compañía.

Esta empresa quiere impulsar un clúster de empresas en Andalucía y consolidarse como base principal para la fabricación de subestaciones eólicas marinas. “No es fácil hacer este tipo de estructuras, ni tampoco asentarse, ya que actualmente los mercados europeos están más centrados en fabricar monopilotes y piezas de transición”, ha explicado Camino, apuntando que esta estrategia tiene que ver también con la mayor capacidad de estos proyectos para generar empleo.

Tecade, a petición de su cliente, se desplazará en estos días hasta Dinamarca con personal especialista para participar en la tercera subestación de este proyecto, aún sin terminar, con el fin de aportar su experiencia y su gran capacidad, ya demostrada. En el proyecto ya ejecutado en Sevilla han participado también una veintena de empresas colaboradoras, muchas de ellas locales, lo que da idea del gran potencial que este sector tiene para generar riqueza en el territorio.