Opinión

María Graciani

El SABER

Quick tips / El Correo de Andalucía

Quick tips / El Correo de Andalucía / María Graciani

La curiodidad mueve el mundo, ¿te imaginas que Colón hubiera sido más bien paradito? ahora no estarías disfrutando de un buen chocolatito, y es que cuando vas sumando los tesoros que te brinda la curiosidad te juntas con la maravilla del SABER, ese que no ocupa lugar pero te puede llevar a cualquier parte...

La SÁBana de lo que ERes

Siempre he sentido una predilección especial por los Quiz, estos concursos culturales de TV en los que te retan con preguntas de todo tipo (es posible que tú también hayas jugado a responderlas desde casa). Algunas de estas cuestiones las sabes porque las estudiaste, conoces la teoría, están relacionadas con tu área de conocimiento (por ejemplo, tu profesión); otras puedes llegar a responderlas por intuición (esa especie de conocimiento a nivel subsconsciente, cuando decimos “me suena”) y otras por vivencia (cuando experimentas algo, queda grabado en tu recuerdo mejor que cualquier teoría), son diversas formas de SABER y todas confluyen en la SÁBana de lo que ERes.

No te quepa duda de que en tu SABER hay mucho de ti, pues ya se trate de teorías, “palpitos”, experiencias propias o ajenas todo está impregnado de tu subjetividad, de tu personal forma de ver el mundo, de tu enfoque vital... Haz la prueba ,dales el mismo libro a 2 personas y pídeles que te hagan un resumen: cada una te lo contará a su manera, destacando uno u otros aspectos, sin embargo, el libro es el mismo... Por eso es que pienso en el SABER como en esa singular SÁBana de lo que ERes: ese tejido en el que te sientes cómodo, confortable, te ayuda a reparar fuerzas, te invita a soñar porque el SABER te arropa con tu propia autenticidad humana... Esa que cualquier partida gana, la que te llevará a ser un líder del mañana, la que todo lo sana... Una pista: esa autenticidad tiene mucho que ver con tu capacidad de amar, ya lo decía Tolstoi: “Todo lo que sé lo sé porque amo”.

No se trata de saberlo todo sino de tener presente que todo es SABER: SÁBana de lo que ERes... ¡Arrópate bien!