Menú

¿Quién puede hacer daño a un árbol?

El Ayuntamiento de Coripe lamenta el daño que se está haciendo intencionadamente a algunos árboles del pueblo, el último en el parking de autocaravanas

12 oct 2022 / 15:28 h - Actualizado: 12 oct 2022 / 15:35 h.
  • ¿Quién puede hacer daño a un árbol?

El Ayuntamiento de Coripe puso en marcha hace algunos años uno de sus grandes proyectos para atraer turismo a la localidad, consistente en que el turismo de autocaravanas se fijase en este rincón de la provincia de Sevilla para pasar unos días en su entorno.

En esa idea trabajó el Ayuntamiento en la anterior corporación, en un proyecto recogido por la actual, que, como muchos, se vio retrasado por la pandemia. Sin embargo, el hecho de que vaya a atraer riqueza y empleo al pueblo y que sea un lugar flamante y por estrenar, no ha hecho que los vándalos se priven de hacer de las suyas.

De esta forma, lo que ha hecho público el Ayuntamiento esta semana en sus redes sociales oficiales es más que preocupante, porque alguien en la localidad parece que está encontrando cierto placer en hacerle daño a los árboles del pueblo, y el último ha sido uno situado en el parking destinado a estos vehículos.

“Nos entristece informar de que se han hecho cortes en otro árbol del pueblo, concretamente en el parking de caravanas”, explica el Consistorio, que indica que “se desconoce la autoría” por el momento de quien haya podido hacerlo.

Cámaras de vigilancia

A diferencia de los ataques anteriores, el autor del ataque puede tener esta vez su merecido, ya que su imagen fue captada por las cámaras de seguridad de las instalaciones, de modo que se trabaja para su identificación y denuncia: “Pedimos colaboración ciudadana para descubrir quién es la persona que tiene tanto deseo de que se sequen los árboles grandes, y en concreto en este punto de boicotear el Area de descanso de las caravanas. Si no cuidamos Coripe, en unos años no podremos vivir aquí”, concluye el mensaje.

¿Quién puede hacer daño a un árbol?


Cuando abrió sus puertas el parking se produjeron ya los primeros ataques vandálicos, e incluso antes de su inauguración. Cuando la cooptación local se personó en el lugar, recién acondicionado, se encontraron con numerosos desperfectos “que van a ocasionar la necesidad de repararlos para finalmente poder abrirlo”.

Ya entonces, se indicó que se veían “en la obligación de pedir respeto hacia el mobiliario público”, par recordar que “el dinero y el esfuerzo para solucionar los desperfectos salen del bolsillo de todos los ciudadanos”.

Varios daños

La revisión que hizo el Ayuntamiento en la zona desvelaba que eran varios los destrozos, y que, además, no tenían ninguna justificación, porque no se trataba de algo que se deteriore por su uso diario, sino de una intencionalidad clara de hacer daño: “Escapa a toda comprensión que se arranquen enchufes, grifos y se trate de arrancar una puerta de aluminio”, lamentaba el Consistorio.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Edictos