Polémica

Queman el maniquí de una doctora y hacen explotar la cabeza de otro sanitario en Aznalcóllar

El Colegio de Enfermería condena la Quema de Judas de Aznalcóllar por incitar a la violencia contra facultativos

Maniquíes sanitarios, en la Quema del Judas de Aznalcóllar

Maniquíes sanitarios, en la Quema del Judas de Aznalcóllar / SMS

El Correo

El Correo

El Colegio de Enfermería de Sevilla (ICOES) ha mostrado su más profunda repulsa hacia la Quema de Judas celebrada este Domingo de Resurrección en Aznalcóllar. Las escenas difundidas por las redes sociales muestran cómo varios vecinos de la localidad queman el maniquí de una doctora y hacen explotar la cabeza de otro profesional de la salud. La recreación muestra los carteles: "Por las salas de espera llenas y consultas vacías" y "Quemamos sin compasión a la sanidad sin vocación". La institución profesional condena estas escenas al considerar que "incitan a la violencia hacia los profesionales de la salud".

El alcalde de Aznalcóllar asegura que no iba contra los profesionales

El alcalde de Aznalcóllar (Sevilla), Juan José Fernández (IU), ha asegurado que la Quema de Judas se dirigía "contra el sistema" de salud "en general" por los déficit y mermas que presenta y que padecen los pacientes, pero no contra los profesionales que prestan servicio en la sanidad pública.

En declaraciones a Europa Press, el primer edil ha manifestado que esta tradición de Aznalcóllar constituye "una parodia" sin ánimo alguno de "maldad", con lo que ha descartado cualquier ánimo "de intimidar" a nadie en el citado acto protagonizado por varios vecinos del municipio. Es más, el alcalde ha expuesto que esta celebración ha incluido la quema de una figura en representación de él mismo. "A mí también me han quemado", ha dicho el primer edil.

Y sobre todo, ha asegurado que la controversia desencadenada es fruto de "una confusión o un malentendido", exponiendo que se trataba de un gesto "contra el sistema" sanitario "en general", como consecuencia de los déficit y demoras que arrastra en toda España, pero no contra los profesionales como tal que trabajan en el mismo.

Es más, ha asegurado esta localidad no tiene "quejas" ciudadana en lo que a la atención primaria se refiere, agregando que en cualquier caso, han sido retiradas las imágenes difundidas en las redes sociales y la situación será tenida en cuenta a la hora de plantear la Quema de Judas del próximo año.

Escenas "muy desafortunadas"

La institución colegial de las enfermeras sevillanas considera muy desafortunadas estas escenas acontecidas en Aznalcóllar y recuerda que los profesionales de la salud se encuentran entre los que más violencia (verbal y física) tienen que soportar en su trabajo diario. En la provincia de Sevilla durante 2023 se registraron 388 agresiones (62 físicas y 326 no físicas) en centros públicos, unas cifras muy preocupantes.

Mensajes como los emitidos desde la tradicional Quema de Judas de Aznalcóllar "no contribuyen en absoluto a lograr la convivencia en los espacios sanitarios", señala la institución, exponiendo que los profesionales "son también afectados por la sobrecarga, la saturación y las listas de espera en la Sanidad Pública, problemas motivados principalmente por la falta de efectivos suficientes para dar una respuesta adecuada a todos los usuarios".