Presupuestos municipales

Las claves de una cuestión de confianza al alcalde de Sevilla destinada al fracaso y con eco en Madrid

José Luis Sanz se somete este viernes, en un pleno extraordinario, a una votación vinculada a las cuentas municipales, por lo que necesitaría una abstención o aprobación poco probable de algún grupo de la oposición

El alcalde de Sevilla, José Luis Sanz atiende a los medios de comunicación.

El alcalde de Sevilla, José Luis Sanz atiende a los medios de comunicación. / María José López

Rafa Aranda

Rafa Aranda

"El trámite va a acabar con un Presupuesto aprobado sí o sí, salvo que estén pensando en presentar una moción de censura". Por trámite, el alcalde de Sevilla, José Luis Sanz, se refirió este jueves, en un acto del Partido Popular sobre las obras del metro en Pino Montano, a la cuestión de confianza ligada a las cuentas municipales a la que se va a someter este viernes a las 9:30 en una sesión extraordinaria en el Ayuntamiento. El primer edil popular sabe que sí o sí se va a salir con la suya, por lo que se toma lo que ocurra en unas horas como un paso más que hay que dar, a sabiendas de que lo más probable es que PSOE, Vox y Podemos - Izquierda Unida voten que no, como ya hicieran el lunes.

Por eso Sanz ha pedido a la oposición que haya una abstención o una ausencia en la votación, para "agilizar" el proceso y que pueda tener sus presupuestos aprobados de manera automática, o como mucho en 15 días, sin tener que esperar en torno a uno o dos meses. "Hago un llamamiento a la responsabilidad", ha reclamado en el día previo, "no como un gesto de confianza hacia mí, si no como un gesto de respeto a los sevillanos".

Sin embargo, las declaraciones en público o los análisis en privado de todos los grupos de la oposición apuntan a que vuelva a haber un rechazo en bloque. "No pactaremos con Vox", publicó el PSOE en su cuenta de Twitter. Mismo mensaje repiten a El Correo de Andalucía, o se abstiene Vox o no sale adelante la cuestión de confianza. En Vox tampoco comparten las cuentas "izquierdistas" de Sanz y aseguran que su voto negativo es firme. Y Podemos - Izquierda Unida, único grupo que no se sentó a negociar, no se plantea otra postura que la negativa. El propio alcalde ha reconocido que no se ha producido ningún acercamiento con ningún grupo.

¿Qué necesita el PP? ¿Qué pasa si se rechaza?

Para que salga adelante la cuestión de confianza el Partido Popular necesita una mayoría simple, es decir, que haya una abstención o una ausencia y no se repitan los tres votos en contra del lunes. Si eso sucediera, muy improbable, se aprobarían los presupuestos automáticamente, este mismo viernes.

PSOE y Vox tiene una oportunidad histórica para romper la pinza que bloquea Sevilla

José Luis Sanz

— Alcalde de Sevilla

En el caso de que solo se produzca el voto favorable popular habrá un mes para presentar una moción de censura. Esto implicaría que Vox, PSOE y Podemos - Izquierda Unida se tendrían que poner de acuerdo, unir sus fuerzas y encontrar un candidato de consenso para la alcaldía. La famosa "pinza" a la que se refiere constantemente José Luis Sanz: "Tienen una oportunidad histórica para romperla, bloquea Sevilla".

Pero ni el PSOE quiere pactar con Vox ni Vox con el PSOE. La amenaza está ahí, pero incluso el alcalde da por hecho que "saben que no van a presentar una moción de censura". Se llegaría, por tanto, a la primera semana de julio sin una alternativa al actual Gobierno local.

Sin cuestión de confianza y sin moción de censura, el tercer paso sería la aprobación automática de los presupuestos, de manera inicial, teniendo que publicarse en el Boletín Oficial de la Provincia de Sevilla (BOP). Aquí se volvería a abrir un nuevo plazo, de 15 días hábiles para reclamaciones y alegaciones.

Si se presenta alguna, los presupuestos tendrían que regresar a un pleno para su aprobación definitiva. En caso de que no haya reclamaciones ni alegaciones, se aprueban directamente sin la necesidad de pleno. Es por eso que José Luis Sanz lo ha resumido en un "trámite" que va a "acabar con el presupuesto aprobado sí o sí, en 15 días o en dos meses".

Feijóo y Abascal se meten de lleno

Que esta cuestión de confianza se produzca tan solo dos días antes de las elecciones europeas no es algo casual. Sin duda, es una baza más dentro de la campaña electoral del Partido Popular. Para ellos, "la pinza" del PSOE y Vox, que a ojos de la opinión pública se les vea unidos, es una carta imposible de desaprovechar. Por eso el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha utilizado la situación en su visita a la capital andaluza este miércoles y Miguel Tellado, portavoz del partido en el Congreso de los Diputados, lo ha repetido un día después.

Feijóo señaló que "el PSOE y Vox han unido sus votos para torpedear" las cuentas de la "cuarta ciudad de España". "Ellos creen que fastidian al Partido Popular y se equivocan. La pinza de Vox y del PSOE fastidia a Sevilla", añadía en un acto en la plaza de San Gonzalo de la ciudad.

Para él, ambas formaciones "se necesitan", "se ayudan" y les viene "bien entretener, bloquear y dividir". Y Tellado ha reafirmado este jueves ese apoyo de la dirección nacional a Sanz. Le parece "lamentable ver a ambos haciendo pinza en contra del PP" y también "la actitud de Vox, que no tiene claro quiénes son sus enemigos". Por el contrario, ha aplaudido "la seriedad y el rigor" de Sanz, que ha defendido desde su llegada "los intereses de la ciudadanía".

El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, durante un acto de campaña de su partido, en la plaza de San Gonzalo de Sevilla.

El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, durante un acto de campaña de su partido, en la plaza de San Gonzalo de Sevilla. / Francisco J. Olmo

El líder de Vox, Santiago Abascal, también presente esta semana en Sevilla, no se ha quedado callado y ha acusado al presidente de Andalucía, Juanma Moreno, y a la dirección nacional del PP de "prohibir" el acuerdo para que su formación se integrara en el Gobierno de Sevilla, algo que el alcalde y los concejales populares "querían". En el mitin, Abascal aseguró que estaban "en conversaciones" y que los presupuestos municipales están siendo utilizados para "intentar hacer campaña europea".

Las cartas ya están sobre la mesa. Sanz sacará adelante sus cuentas o tendrá un nuevo refuerzo a su teoría de la "pinza". Y el Partido Popular celebrará una victoria en Sevilla o un argumento más dentro de su campaña electoral para las elecciones europeas del domingo.