Feria de Sevilla

El Ayuntamiento de Sevilla recurre las sentencias que devolvían a la familia de Ana Rosa su caseta de la Feria

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía dio la razón a los Muñoz Noguera, responsabilizando al consistorio, que ahora apoya a los actuales propietarios de las casetas 173, 175 y 177 de la calle Juan Belmonte del Real

Ana Rosa Quintana y su marido, Juan Muñoz, en una de sus visitas a la Feria de Sevilla, donde pelean por ganar la disputa por su caseta

Ana Rosa Quintana y su marido, Juan Muñoz, en una de sus visitas a la Feria de Sevilla, donde pelean por ganar la disputa por su caseta / Europa Press

Rafa Aranda

Rafa Aranda

El Ayuntamiento de Sevilla ha elegido bando en el conflicto sobre a quién pertenecen las casetas 173, 175 y 177 de la calle Juan Belmonte de la Feria de Sevilla. El consistorio finalmente ha decidido recurrir las sentencias no firmes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que daban la razón a los Muñoz Noguera, la familia política de la presentadora Ana Rosa Quintana (Juan Muñoz Támara es su marido).

Estos recuperaban los módulos que conformaban su caseta antes de 2022. La respuesta del Ayuntamamiento se une a los recursos ya presentados de forma paralela por los actuales propietarios, que actuaron por su cuenta ante la incertidumbre que han vivido en los últimos meses.

La familia Muñoz Noguera pedía que le fuera devuelta su licencia tras presentar la solicitud de renovación fuera de plazo. Las sentencias, de mediados de marzo, responsabilizaban al Ayuntamiento de haber inducido a error a los solicitantes por no haber comunicado los nuevos plazos para esa renovación por correo electrónico. Estos se suspendieron por la no celebración de la Feria de 2021 debido a la pandemia.

Y los actuales socios de las casetas afectadas ('Ven Acá Pa Cá', 'Los Atornillaos' y el 'Círculo Juvenil Andaluz de Tebeos') defendían que ellos no habían hecho nada mal y no merecían perder su licencia tras dos años disfrutándola y casi 30 años en lista de espera para conseguirla. Estos confiaban en que el Ayuntamiento se pusiera de lado de sus vecinos, porque de lo contrario hubiese sido reconocer su error y aceptar un lío en la adjudicación de licencias.

La reacción del Ayuntamiento

En la Junta de Gobierno celebrada el 10 de mayo, el Ayuntamiento de Sevilla acordó interponer un recurso de casación de las sentencias ante el Tribunal Supremo de manera independiente, y según han confirmado fuentes de los actuales propietarios de las casetas a El Correo de Andalucía los abogados de 'Los Atornillaos' y el 'Círculo Juvenil Andaluz de Tebeos' también presentaron en paralelo un recurso de manera particular en defensa de sus intereses, como titulares de la licencia administrativa que les corresponde desde 2022.

Los propietarios de la caseta 173 (uno de los módulos en los que se dividió la caseta principal de los Muñoz Noguera) fueron los primeros en recibir la sentencia en su contra a mediados de marzo. Y los de la 175 y 177 la recibieron unos días después. Desde entonces, se abrió el plazo para que el Ayuntamiento pudiera recurrir.

Lo primero que hizo el Gobierno local, como confirmó la delegación de Fiestas Mayores a este medio, fue recurrir la ejecución provisional reclamada por los Muñoz Noguera para tener una devolución inmediata en esta pasada Feria. "La caseta está montada y no sabemos a día de hoy lo que puede pasar. Esperemos que este año sigamos en ella. No quiero ni pensar lo contrario, con la inversión que se ha hecho", contaba Alberto Pérez, presidente de la caseta 177. Tras esa incertidumbre, finalmente los actuales inquilinos pudieron disfrutar de sus casetas.

¿Y ahora qué? Los próximos pasos

Desde la caseta 'Círculo Juvenil Andaluz de Tebeos' explican que lo más inmediato será la admisión a trámite de la casación por parte de la Sala de Admisiones del Tribunal Supremo, algo que se puede demorar unos meses. Y una vez el Supremo entienda que hay motivos fundados de casación, cuentan estas fuentes que se abrirá la fase de presentación formal de alegaciones y mientras es "posible que la sala del TSJ de Andalucia se pronuncie sobre los recursos que ya se plantearon en su momento antes de la casación y sobre los que hasta la fecha no hay constancia de resolución al respecto".

Se habían seguido repartiendo licencias para casetas en la Feria y los afectados no veían justo volver a la cola

También cuentan que la admisión a trámite del recurso de casación particular de los abogados de las casetas supondría "un hito jurídico muy revelador y favorable a la seguridad jurídica y a la igualdad de trato ante la ley" dado que el TSJA "le ha dado prioridad a una mera comunicación electrónica".

Además, de no haber dado este paso, se habría abierto una puerta a que hubiesen llegado más reclamaciones y se hubiese sentado precedente. El Ayuntamiento habría admitido un error y generado un lío con la adjudicación de las casetas, ya que los representantes de las tres casetas mencionadas denunciaban que no deberían volver a la cola en la lista de espera cuando durante estos años se han estado repartiendo licencias a personas que estaban por detrás suya.

Alivio y expectación

Los socios de las casetas 175 y 177 vienen reconociendo a este medio, desde que les llegó la sentencia que fallaba en su contra, estar muy preocupados porque no sabían si el Ayuntamiento iba a posicionarse a su lado y si iban a poder seguir disfrutando de la Feria. Ahora, cuenta Charo Jiménez, presidenta de 'Los Atornillaos', que se sienten "más aliviados" tras recibir ese respaldo. Alberto Pérez, del 'Círculo Juvenil Andaluz de Tebeos', matiza que sus socios están sobre todo "expectantes" y por eso decidieron actuar paralelamente por su cuenta.

Foto de familia de los socios de la caseta de 'Los Atornillaos'.

Foto de familia de los socios de la caseta de 'Los Atornillaos' durante una Feria de Sevilla / El Correo

Que no se ejecutara la sentencia de manera provisional el pasado mes de abril ya supuso una tranquilidad para estos sevillanos, que pudieron pasar la Feria con sus familiares y amigos como lo venían haciendo en los años anteriores y sin perder toda la inversión que ya habían hecho. Un perjuicio que también tuvieron en consideración los jueces.

"Ha habido noches que no he dormido pensando. No acabamos de entender lo que nos pasa. Hemos estado casi 30 años de espera, lo hemos hecho todo bien, y hemos pagado todo en nuestro tiempo. Ha sido una temporada complicada", reconocía Jiménez. "Estamos convencidos de que no va a ser la última Feria. Vamos a mantenerla porque tenemos muchos más argumentos para que la Justicia no actúe contra nosotros", añadía Pérez, antes del último Sábado de Pescaíto.

"Tenemos la esperanza de que el Ayuntamiento recurra y el Supremo nos dé la razón", repetía, como un mantra, una y otra vez la presidenta de la 175 a este medio. Ya se ha dado el primer paso, y ahora esperan que la Justicia acabe poniendo fin a la pesadilla que han vivido en los últimos meses.