Incendio en Pino Montano

Eran las 5 de la madrugada y un incendio transformó los sueños en pesadilla: "¡Hay fuego, corred para abajo!"

96 familias se vieron afectadas en la madrugada de este pasado miércoles por un incendio, que las primeras hipótesis apuntan como origen a un coche eléctrico del parking subterráneo, teniendo que salir todos rápido y sin pertenencias

Los vecinos observan uno de los coches calcinados por el incendio ocurrido en su edificio en Pino Montano

Los vecinos observan uno de los coches calcinados por el incendio ocurrido en su edificio en Pino Montano / Rafa Aranda

Rafa Aranda

Rafa Aranda

Son más de las cinco de la mañana de una madrugada cualquiera en un edificio de seis bloques entre las calles Estrella Sirio, Estrella Polar y Estrella Rigel del barrio de Pino Montano (Sevilla). Pero en un instante, 96 familias pasan de dormir plácidamente a tener que abandonar sus hogares, sin poder coger casi nada y sin saber si volverán. "Mi hijo es el que se ha dado cuenta, porque escuchó una explosión sobre las 4:30 de la madrugada y vio que no era nuestra casa. Vino a llamarme y nos asomamos y vimos que había mucho humo en los dos edificios de enfrente", explica a este medio Cristina Decirez, presidenta de la Intercomunidad de vecinos del edificio.

Unos vecinos tenían que trabajar al día siguiente, otros acababan de acostarse, algunos niños debían ir al colegio al día siguiente, otros mayores no tenían nada planificado. Pero en ese preciso momento, solo tenían un cometido: avisar a sus vecinos, puerta por puerta, timbre por timbre, para que todos salieran. Una clara muestra de la solidaridad de toda una comunidad, en vez de pensar en escapar rápidamente.

En el aparcamiento subterráneo, aún con origen sin confirmar por parte del Ayuntamiento de Sevilla y Bomberos, se originaba un incendio, siendo un fallo en un coche eléctrico una de las teorías que se manejan, provocando que 25 vehículos salieran ardiendo. El humo empezaba a salir por todos lados, por la ventilación, por las ventanas, por grifos, etc. Eso alertó a algunos vecinos, a otros el intenso ruido que había en la calle y en el interior del edificio. Había que salir rápidamente, sin tiempo para pensar.

¿Qué hacer cuando hay fuego en tu edificio?

"Hemos cogido bolsos, carteras, móviles y medicamentos, pero poco más", cuenta Decirez. "Ropa y medicinas, y el gato", afirma Álvaro Lozano, uno de los vecinos de uno de los bloques menos afectados. Solo pudieron coger lo que les diera tiempo en un primer momento, y luego durante la mañana algunos pudieron acceder rápidamente para coger alguna cosa más. "Había gente hasta en pijama en la calle. Hay vecinos con las casas totalmente llenas de hollín", describe Lozano, mientras espera a la reunión programada para las 19:30 de los delegados de Urbanismo y Seguridad Ciudadana, Juan de la Rosa e Ignacio Flores, con los vecinos.

Testimonios de los vecinos del bloque afectado por el incendio de Pino Montano

El Correo

"Llamaron al timbre, nos extrañó. Salimos a la escalera y vi a mi vecino Fernando diciendo que había un incendio en el garaje. '¡Venga, hay fuego, corre para abajo!', me dijo", explica José Luis Barroso, acompañado por el propio Fernando. "Hubo gente que no se enteró a la primera. Yo pude entrar un momento porque mi hija es diabética y tenía que coger la insulina", cuenta este. "Nos reunimos en una esquina hasta que vinieron los bomberos", añade Barroso. Los dos vivían algunos de los pisos menos afectados, pero sus coches están calcinados. "Hay que tirarlos, no sirven para nada", describen.

Tras una madrugada para olvidar, llegó un amplio dispositivo de Bomberos de Sevilla para apagar el fuego. Solo un vecino tuvo que ser atendido por una intoxicación al inhalar gran cantidad de humo cuando trataba de sacar su vehículo del garaje incendiado, siendo trasladado a un hospital de la ciudad y ya fuera de peligro. Y el bombero que lo rescató también resultó afectado, al ofrecer su máscara de oxígeno a los que auxiliaba.

Incendio en Pino Montano

Los vehículos calcinados en el incendio de Pino Montano / El Correo

Sería el inicio de una madrugada para el olvido y una mañana de muchísima tensión e incertidumbre. Diferentes delegados del Ayuntamiento, o el propio alcalde de Sevilla, José Luis Sanz, visitaron el lugar del incendio. Los Servicios Municipales estuvieron todo el día a disposición de los vecinos, y la sede del distrito Norte, situada justo enfrente del edificio, acogió a cualquiera que lo necesitara con comida, bebida y aire acondicionado. Incluso los bares de alrededor ofrecían baño y comida y los vecinos de otros edificios estancia provisional.

Coches calcinados y sin alojamiento

La escena durante la tarde, hasta que los vecinos fueran informados por el Ayuntamiento, era la de vecinos a los pies de su edificio viendo como los bomberos iban sacando uno a uno desde la puerta de la cochera los vehículos calcinados y totalmente destrozados. "Ojalá lo hubiese aparcado fuera. Este martes mismo lo cogí. Vaya ruina", lamenta Mario Ojeda, junto a su coche, irreconocible.

Retiran los coches calcinados del edificio de Pino Montano

El Correo

"Yo no sé si irme al concesionario ya" o "ese al menos tiene ruedas" bromeaban algunos vecinos, mientras que una mujer se derrumbaba y lloraba junto a su familia. Algunos acaban de comprar su coche, tristeza unida a la tensión de todo el día. El de José Antonio Pozo apenas tenía seis meses, cuenta mientras revisa una hoja en la que va recopilando las matrículas y marcas de todos los vehículos calcinados y el nombre del dueño para que los bomberos hagan el parte que presentarán a las aseguradoras.

Reacción del vecino Mario Ojeda al ver su coche calcinado

El Correo

La otra gran preocupación era el alojamiento. Ningún vecino se atrevía durante la tarde a adivinar dónde iba a dormir. Todos esperaban a una reunión con el Ayuntamiento. Finalmente, algunos se decidían por familiares, otros se acogían a las opciones facilitadas por el consistorio (hoteles, hostales...) y unas 46 familias podrían regresar al final del día a sus hogares. Los más perjudicados no han podido regresar debido a las altas temperaturas que aún persisten en el interior, así como a la falta de luz, agua, saneamiento y daños.

"No recuerdo en 37 años que llevo 25 coches ardiendo", reconocía José Joaquín Palma, jefe de prevención de los bomberos. "Los bomberos nos dicen que nunca han visto nada parecido", afirman también los vecinos. A las 11:00 de la mañana está programada otra reunión para explicar el avance de los trabajos destinados a recuperar la habitabilidad de las viviendas restantes, mientras la mitad de los vecinos habrán pasado la primera noche fuera de sus casas, sin sus pertenencias, y todavía con el miedo en el cuerpo.

Incendio en Pino Montano

Los vecinos esperan en la sede del distrito a las explicaciones del Ayuntamiento / Rafa Aranda