Movilidad

Tras el Duque y La Campana, asoman Puerta de Carmona o El Arenal: ¿cómo debería ser la peatonalización en Sevilla?

El alcalde de Sevilla anunció que la Plaza del Duque y La Campana comenzarán a ser peatonalizadas en 2025

Antonio Barrionuevo, arquitecto y catedrático, apunta a la Puerta de Carmona, El Arenal o el centro histórico

En algunas calles del centro de Sevilla ha empezado a instalarse los toldos para calmar el calor del verano.

En algunas calles del centro de Sevilla ha empezado a instalarse los toldos para calmar el calor del verano. / Joaquin Corchero / Europa Press

Rafa Aranda

Rafa Aranda

Esta semana el alcalde de Sevilla, José Luis Sanz, ha anunciado la última gran idea de peatonalización para la ciudad: en 2025 comenzarán las obras en la Plaza del Duque y La Campana. Una decisión no exenta de polémica, como sucede con casi todas las transformaciones de esta magnitud, porque afecta al día a día de muchos vecinos. Las peatonalizaciones siempre tienen residentes a favor y en contra, estos últimos porque señalan que se expulsa del centro a la gente.

Continuar este proceso en Sevilla entra en los planes del actual Gobierno local. "Yo soy partidario de seguir peatonalizando muchas zonas de la ciudad", aseguró el alcalde este viernes en la presentación del proyecto de la Torre de la Plata. Pero con matices. "Siempre y cuando sigamos mejorando el transporte eléctrico sostenible en el casco histórico y ampliando la oferta de aparcamientos que tenemos", añadió. El Ayuntamiento de Sevilla propone ahora peatonalizar el entorno de las Reales Atarazanas, concretamente, la calle 2 de Mayo y el Postigo del Aceite

Antonio Barrionuevo, arquitecto, catedrático de Proyectos en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad de Sevilla, y responsable de la remodelación del Cristina en Sevilla, del parque periurbano Olivar del Zaudín de Tomares, o del Muelle de Nueva York, coincide en la necesidad de tener "una ciudad que nos permita encontrarnos de nuevo entre los ciudadanos en sus espacios públicos, porque está ocupada por los bares, los coches y el turismo, y relacionarnos en las plazas peatonalizadas”.

SEV01. SEVILLA, 04/11/08.- La Avenida de la Constitución, en pleno centro peatonal de Sevilla, es escenario de la exposición gráfica "Sevilla de Cine", organizada por el Ayuntamiento con fotos del archivo gráfico de la Agencia EFE, que con un total de 64 imágenes realiza un recorrido por la historia cinematográfica de la ciudad. EFE/José Manuel Vidal

La Avenida de la Constitución está peatonalizada para que puedan andar los ciudadanos, aunque el tranvía tiene un carril / Jose Manuel Vidal.

Este experto explica a El Correo de Andalucía que un gran proyecto de peatonalización supondría tener una Sevilla "equilibrada". En primer lugar, "con recorridos peatonales por todas las avenidas, ampliando y sombreando sus acerados al suprimir un carril de la calzada, sería una ciudad mucho más saludable porque las personas podrían andar". También "más amable porque no tendríamos los ruidos y humos que trae el tráfico motorizado". Y dentro del centro histórico habría "más espacios sociales para relacionarnos", de forma que "no se llene todo de bares y existan bancos para sentarse".

En los últimos 30 años Sevilla ha ido abriéndose a esta peatonalización. Calles como Tetuán-Velázquez, O’Donnell, San Fernando, Sierpes, San Jacinto o Asunción, la Puerta de Jerez, la Avenida de la Constitución, la Alameda de Hércules, la Plaza del Salvador, Plaza Nueva, la Encarnación y su entorno, Plaza Nueva, el entorno de San Telmo o del Arco de la Macarena y de la Basílica, o las plazas de la Alfalfa, Pescadería y del Pan.

La peatonalización en el Duque y La Campana

El último anuncio de peatonalizar la Plaza del Duque y La Campana "va a conseguir que el centro neurálgico de esa zona sea mucho más amable, transitable y cómodo para el peatón", en palabras del alcalde.

Esto supondrá el traslado de las líneas de autobuses de la Plaza del Duque a la Alameda de Hércules, aunque "tiene que estudiarlo Tussam", y las de La Campana acabarán en Ponce de León. "Tiene una dificultad enorme", afirma Barrionuevo. "El Duque se ha quedado como una isla y hay una parada de autobús muy importante. Habría que cortar la circulación de coches que llegan desde la Alameda y de Laraña y Martí Villa, y acordar un sistema para el autobús y el taxi", explica.

Ante algunas críticas que ha recibido la decisión, este analiza que es un error de concepto: "El ciudadano aún piensa que el casco histórico es el centro de todo. Los sevillanos y autoridades tienen esa concepción y no es así. Habría que desmitificar que es el centro exclusivo. La ciudad se ha hecho tan grande que necesita otro modelo".

Varias personas caminan por la calle Tetuán durante el primer día laborable tras el fin del estado de alarma, a 10 de mayo de 2021, en Sevilla (Andalucía, España). 10 MAYO 2021 María José López / Europa Press 10/05/2021

Varias personas caminan por la calle Tetuán, otra de las vías peatonalizadas en la ciudad de Sevilla, donde se quiere añadir la Plaza del Duque o La Campana / María José López

Barrionuevo considera que "hay un mito con que hay que llegar en coche a El Corte Inglés del Duque, pero el coche no tiene que estar para eso", sino el transporte público. "La ciudad ya es otra. Los comerciantes cada vez son menos sevillanos y son franquicias", expone, y "los centros comerciales van derivándose a otros sitios, como Lagos o Nervión". Y la calle Tetuán, con mayor comercio, se hizo peatonal. 

Tres grandes apuestas

Antonio Barrionuevo afirma que el primer paso, a escala general, sería poder pasar por la ciudad "a través de nuevos puentes, evitando que el intensísimo tráfico transcurra por el centro e interior de la ciudad". Es decir, unos "pasos territoriales" que permitan cruzar la ciudad sin tener que atravesarla, como los Norte y Sur de la SE-40.

Barrionuevo propone usar "pasos territoriales", mejorar los acerados o crear superislas peatonales

En segundo lugar, "la trama urbana debería construirse pensando en el peatón y el ciclista, quitando carriles y aumentando las aceras". Pone como ejemplo que sería ideal que "desde la Puerta de Jerez se pudiera llegar andando al Cerro del Águila con buenas aceras en las avenidas". Hay que construir "una ciudad para andar", afirma, "son 2,5 km en los que se podría pero la gente no tiene aceras".

Para la movilidad del interior del casco murado, como tercer punto, sería "construir recorridos de entrada y salida desde las puertas de la muralla" para que el coche privado pueda llegar a los garajes, para el traslado de personas con movilidad reducida o para el abastecimiento de comercios y negocios en horas tempranas; creando unas súper-manzanas, que dejen en su interior "áreas y plazas peatonales" quitando los coches aparcados en superficie.

San Leandro o El Arenal: crear superislas

Una de las grandes propuestas de Barrionuevo es peatonalizar en la Puerta de Carmona. Sería construir una superisla, restringiendo el tráfico y reordenando un gran número de vías interiores, que quedarían reservadas para peatones y ciclistas. La Plaza de San Leandro y la Plaza de San Ildefonso quedarían liberadas de circulación de vehículos.

Esto supondría hacer que los coches bordearan áreas para peatones, como las plazas, dentro del casco histórico. Asegura que "las personas podrían ir andando por la calle Caballerizas", que es la primera que se le viene a la cabeza a este catedrático al pensar cuál podría peatonalizarse, mientras que por otras "es inevitable el paso de coches".

Otro punto en el que focaliza la retirada o disminución del tráfico es la zona de El Arenal y el Paseo de Colón. "Haría peatonal la calle Adriano. Así, El Arenal se convertiría como en una Alameda de Hércules", analiza. Y en este apartado incluiría también el entorno de las Atarazanas o la calle Dos de Mayo.

Una señora paseando por la calle San Jacinto en un día lluvioso del puente de Todos los Santos el 30 de octubre de 2021 en Sevilla (Andalucía, España) 30 OCTUBRE 2021 Joaquin Corchero / Europa Press 30/10/2021 / Joaquin Corchero;category_code_new

La calle San Jacinto es una de las que está peatonalizadas en Sevilla, aunque solo en un tramo / Joaquin Corchero

Ambas zonas asomaban en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) aprobado por el Pleno en mayo de 2021, diseñado por el anterior Gobierno local, comandado por el PSOE, y paralizado por José Luis Sanz. Aunque sobre todo, lo referente al entorno de las Atarazanas y la calle Dos de Mayo sí entra en los planes del actual alcalde.

"El problema histórico de la ciudad es que no puede ser una bolsa de aparcamientos. Estos deberían estar en la periferia del casco murado, porque en algún lado deben aparcar los coches. Pero al centro histórico no se debería ir en vehículo privado, habría que aprovechar el sistema de transporte público como el autobús o el taxi", explica.

Bilbao, la referencia a seguir

Como punto de referencia, Antonio Barrionuevo propone fijarse en Bilbao: "Ha hecho una remodelación fundamental". Explica que "ha cogido una ciudad industrializada y se la ha llevado a fuera" y que "es un gran ejemplo" porque "han hecho que sus avenidas tengan un acerado maravilloso y tienen un transporte público estupendo".

También destaca que se suele "hablar mucho de Pontevedra", pero al ser "una ciudad muy pequeña no se puede comparar con Sevilla".