Infraestructuras

Las obras de la línea de AVE Madrid-Sevilla inician su última fase y llegan al 85% de ejecución

Habrá 110 puntos de desvíos, aptos para velocidades de hasta 350 kilómetros por hora, para permitir el cruce de trenes, tras la mayor frecuencia de viajes por la liberalización a compañías privadas

Las obras se realizarán en horario nocturno para evitar interferencias en el servicio y con este nuevo paquete se ha movilización una inversión de más de 700 millones de euros

Trenes AVE en la Estación Puerta de Atocha de Madrid.

Trenes AVE en la Estación Puerta de Atocha de Madrid. / Alberto Ortega /Europa Press

El Correo

El Correo

El Ministerio de Transportes ha comenzado este lunes los trabajos de un nuevo paquete de inversión del plan de renovación de la línea de Alta Velocidad Madrid-Sevilla. Comienza así la última fase de estas obras que se ejecutan ya al 85%, según fuentes del Ministerio, y que tienen movilizada una inversión de más de 700 millones de euros.

En esta nueva fase del plan de renovación integral del AVE Madrid-Sevilla se ejecutarán 47 nuevos desvíos de última generación. Al final de la obra, las vías estarán dotadas de 110 nuevos desvíos de la tecnología más avanzada, aptos para velocidades de hasta 350 km/h. Esos desvíos permiten el cruce de varios trenes que circulen a la vez por la misma vía.

Los trabajos de montaje de desvíos comienzan con la instalación de los 19 primeros dispositivos, que permiten a los trenes cambiar de una vía a otra, en los puestos de adelantamiento y estacionamiento de trenes (PAET) de la línea en Hornachuelos, Majarabique y Almodóvar, en las provincias de Córdoba y Sevilla. Una vez que en octubre concluyan estos trabajos, se montarán el resto de los desvíos en otros puntos de la línea.

Un desafío

La renovación de desvíos de la alta velocidad Madrid-Sevilla está "superando un desafío técnico y logístico sin precedentes", sostuvieron desde el Gobierno. Es la primera vez que se monta a la vez tan alto número de estos aparatos de vía, de gran envergadura, hasta 175 metros de longitud y 170 toneladas de peso. Eso requiere transportes especiales para su desplazamiento y moviliza importantes recursos técnicos, maquinaria y equipos auxiliares, y humanos, ya que se necesita un centenar de profesionales en cada operación de montaje.

La actividad se concentra en horario nocturno para mantener la circulación de la línea de alta velocidad en servicio durante el día.

Tras la liberalización del trayecto, con la irrupción de operadores privados que realizan el mismo viaje de alta velocidad que Renfe, el Gobierno aprobó la la renovación de desvíos para que la mayor frecuencia y tránsito de trenes no empeore el servicio. “Es uno de los hitos de este año del plan de renovación integral que Adif impulsa para mantener la alta velocidad Madrid-Sevilla a la vanguardia”, defendió el Ministerio de Transportes.

En la actualidad, prácticamente toda la inversión destinada a este plan, más de 700 millones de euros, está movilizada y están en marcha o concluidas el 85% de sus actuaciones: infraestructura (viaductos, túneles…etc.), vías (traviesas, balasto y desvíos), señalización, telecomunicaciones, electrificación y protección.

Puentes y viaductos

Junto a la renovación de desvíos, Adif avanza en el refuerzo de puentes y viaductos del tramo de línea a la salida de Madrid y a su paso por las provincias de Ciudad Real, Córdoba y Sevilla. Asimismo, realiza la segunda fase del despliegue del sistema de señalización ERTMS nivel 2, el más avanzado del mundo; completa la renovación de circuitos de vía (dispositivos que controlan la presencia de trenes en tramos de vía) y refuerza la electrificación, con la ampliación de subestaciones, la instalación de LED en sus túneles y el tendido de un doble suministro de alta tensión.

En los últimos meses, Adif comunica que ha completado destacadas actuaciones del plan: las primeras fases de la renovación de traviesas, la modernización de los viaductos de Sierra Morena y la mejora de bases de mantenimiento, con la de Calatrava ya culminada.