SOCIEDAD

Cómo dormir bien con el aire acondicionado: los cinco trucos imprescindibles que no te pueden faltar este verano

Te ofrecemos cinco trucos para dormir con tu aire acondicionado y que tu salud no se vea perjudicada

Una chica enciende su aire acondicionado

Una chica enciende su aire acondicionado / PC Componentes

Antonio Muñoz

Antonio Muñoz

Se acerca el verano de 2024. Las temperaturas comienzan a ser muy altas en muchos puntos del país. Esta consecuencia traerá muchas visitas a las playas y a las piscinas durante el día. En cambio, por las noches tendrán que poner el aire acondicionado si no queremos padecer un insomnio durante estos meses.

Este electrodoméstico no le sienta bien a todo el mundo. La zona más afectada suele ser la garganta y el pecho. Dormir en un cuarto muy frío con la puerta cerrada nos puede jugar una mala pasada y más de un resfriado. Desde El Correo de Andalucía te ofrecemos seis trucos para dormir con el aire y no despertarte malo.

1. Bajar la temperatura del aire acondicionado

Según indican los expertos (y el sentido común) dormir a temperaturas por debajo de 18 grados nos puede acarrear graves problemas de salud. Conforme la temperatura sea más baja habrá mayor sequedad en el cuarto. Se recomienda dormir entre 23 y 25 grados para evitar resfriados. Eso ya dependerá de la temperatura corporal de cada uno.

2. Limpia los filtros

Los filtros de aire acondicionado se ensucian todos los años por lo que será conveniente cambiar los filtros y limpiarlo con un paño. Con el paso de los meses se acumula gran cantidad de polvo que genera alérgenos y partículas que pueden llegar a tus vías respiratorias.

3. No dormir debajo del aire

El aire acondicionado debe estar ubicado en una esquina para que refrigere todo el cuarto. No se recomienda dormir durante toda la noche debajo del aire. Si nos da en la cara o en el cuerpo, seguramente nos levantemos al día siguiente con tos, sequedad y dolor de garganta.

4. Alterna diferentes modos de ventilación

Los aires acondicionados incluyen diferentes modos de ventilación. Puedes utilizar diferentes opciones para refrescar la habitación y antes de dormir puedes cambiarlo a un ambiente más fresco sin ventilación.

5. Compra un humidificador

Los expertos recomiendan utilizar en verano un humidificador en la habitación para que libere la humedad que hay en la habitación. Otra opción sería colocar un tarro lleno de agua en una esquina o abrir la ventana para que libere el aire frío que respiramos.