Turismo

Alquila un apartamento con vistas al mar y se encuentra con este "cuadro"

El engaño sufrido que compartió en sus redes una turista argentina a la que le dieron gato por liebre en Airbnb suma millones de visualizaciones

Apartamento de playa

Apartamento de playa / El Correo

M. C.

Este es un claro ejemplo de esa cada vez más extendida corriente del chasco, que enfrenta tus expectativas con una cruda realidad que poco tiene que ver con lo que te esperas. Son pseudofraudes o estafas que se dan en el ámbito comercial e incluso social (plataformas de contactos) cuyo recorrido en el capítulo de reclamaciones es acotado, pero que no dejan de engañar a ese comprador o usuario al que se le "vende" una imagen del producto, el servicio o la persona que cree va a conocer, y que finalmente no se corresponde con lo que en realidad es o uno espera encontrarse.

En este caso, la engañada contó su particular chasco a través de TikTok, una publicación que hoy supera los tres millones de visualizaciones.

Clarisa Murgía es una argentina afincada en Italia que alquiló un apartamento vacacional en su país de residencia "con vistas al mar" para pasar unos días de vacaciones. La vivienda que había tramitado en la plataforma Aribnb se ilustraba en su anuncio con fotos de una idílica estampa que se oteaba desde los ventanales del piso, que si bien pudo certificar cuando llegó a destino, nada tenía que ver con lo que ella esperaba

Y es que Clarisa descubrió que esas vistas al mar estaban dibujadas en una gran lona con una veraniega foto habían colgado en un patio interior.

"Me siento estafada, chicos. Nunca nadie me engañó de esta manera", indica en el vídeo, que ha recibido miles de reacciones por parte de los internautas.

"A ver, vista al mar, es"

Algunos usuarios creen que se trata de una broma de la propia Clarisa, otros empatizan con ella, reconociendo la mala fe del anuncio, y muchos aprovechan el chasco que se llevó esta ingenua turista para plasmar sus irónicas reacciones: "A ver, vista al mar, es"; "Lado positivo: siempre hace buen tiempo"; "En Egipto hacen lo mismo con las pirámides, jajajaj"; "Me dolió a mí también", fueron algunos comentarios sobre la decepcionante vivencia.