Operación policial

Cae en Sevilla una red criminal especializada en dar 'vuelcos' de droga a bandas rivales

Dos de los cuatro detenidos en esta operación tenían activas una Orden Europea de Detención y Entrega, emitidas por Francia por delitos graves contra las personas y el tráfico de drogas

Dos agentes de la Policía Nacional

Dos agentes de la Policía Nacional / Policía Nacional

El Correo

El Correo

Una red criminal especializada en dar vuelcos (robos de droga) a otras bandas dedicadas al narcotráfico ha sido desarticulada en Andalucía con la detención de cuatro personas por delitos de depósito de armas de guerra, falsedad documental, robo de vehículos y pertenencia a organización criminal.

Según ha informado este martes la Policía Nacional, la investigación se inició cuando las autoridades francesas emitieron una orden de búsqueda sobre una persona que posiblemente estaría asentada en Marbella (Málaga) por delitos contra las personas.

Esa persona, junto a otro de los ahora detenidos, habría sido objetivo de bandas rivales dedicadas al narcotráfico y que, en meses anteriores, habrían intentado abatirlos en la localidad de Marbella.

Los agentes localizaron el domicilio de esa persona y su identidad real, ya que usaba hasta seis diferentes para eludir a las autoridades policiales.

El arrestado, que utilizaba fuertes medidas de seguridad para evitar su localización, se desplazaba en motocicleta de gran cilindrada y salía de su domicilio siempre con un casco puesto "para evitar exponer su imagen".

Gracias al dispositivo de vigilancia establecido se detectó una actividad "inusual" en el domicilio del detenido, lo que llevó a los agentes a detectar hasta tres vehículos con placas de matrículas dobladas y a localizar a varias personas más que frecuentaban la vivienda.

Acción 'inminente'

Todas estas acciones, según los investigadores, apuntaban a que los investigados preparaban una "actuación delictiva inminente".

Los detenidos se desplazaron hasta una finca en la localidad sevillana de Aznalcázar, donde los policías encontraron una "base de operaciones" y se ocultaban varias personas junto a cinco vehículos de gran cilindrada, uno de ellos sustraído y el resto con las placas de las matrículas dobladas.

Los policías solicitaron una orden de entrada y registro en la vivienda, con el apoyo de los Grupos Operativos Especiales de Seguridad (GOES), y fueron detenidas cuatro personas, dos de ellos con OEDE (Orden Europea de Detención y Entrega) emitidas por Francia por delitos graves contra las personas y el tráfico de drogas.

Los detenidos ocultaban en la vivienda una gran cantidad de armas, cuatro de fuego cortas, una de fuego larga, tres de guerra y tres prohibidas, así como cartuchos, cargadores ampliados, chalecos antibalas tácticos, pasamontañas, guantes, escudos antibalas, inhibidores de frecuencia, transmisores, dispositivos de geolocalización, bridas y una troqueladora de placas.

También fueron decomisados un total de cinco vehículos.