La Guardia Civil de Cádiz ha intervenido 130 kilos de pescados, mariscos y otros productos cárnicos en mal estado durante un dispositivo para la prevención de la seguridad alimentaria en la feria de Chiclana.