Meryl Streep y Antonio Banderas en Oviedo

La actriz estadounidense, Premio Princesa de Asturias de las Artes 2023, mantuvo el miércoles en Oviedo un encuentro con el público en el que ha hablado de la interpretación y de su trayectoria profesional.

19 oct 2023 / 12:59 h - Actualizado: 19 oct 2023 / 13:05 h.
"Cine","Premios Princesa de Asturias"
  • Meryl Streep y Antonio Banderas / Efe - Paco Paredes
    Meryl Streep y Antonio Banderas / Efe - Paco Paredes

La actriz estadounidense Meryl Streep, Premio Princesa de Asturias de las Artes 2023, ha asegurado ayer miércoles que el mundo de la ficción es un “lugar seguro para estar loco” y permite “explorar tus impulsos más asesinos y lo que esté fuera de los límites”.

La intérprete más veces nominada a los Óscar y a los Globo de Oro de la historia ha protagonizado en Oviedo un encuentro con el actor Antonio Banderas, dos días antes de recoger el galardón de manos de la princesa Leonor.

Ante unas 2.000 personas que han abarrotado el Palacio de Exposiciones y Congresos de la capital asturiana, la camaleónica actriz ha derrochado naturalidad y complicidad con Banderas, con quien ha compartido pantalla en dos películas -”La casa de los espíritus” y “La lavandería”- y a la que ha llenado de elogios.

Relación de “tira y afloja” con la actuación

A lo largo de una conversación distendida, ambos han abordado la dilatada trayectoria de Streep, la situación de la industria cinematográfica y el papel que adquirirá la Inteligencia Artificial.

La protagonista de “Memorias de África”, vestida con un traje de chaqueta color negro y camisa, ha rememorado sus inicios en el mundo de la actuación, con la que ha confesado tener una relación de “tira y afloja”.

“Cuando era más joven, pensaba que era frívolo ser actriz, parecía vanidoso y tonto, pero cuando empecé a crecer entendí su poder y valor”, ha dicho antes de asegurar que el “famoseo” le sigue “aterrorizando”.

La actriz ha señalado que interpretar le proporciona la sensación de sentirse “viva” y “conectada con el universo”. “La ficción es un lugar seguro para estar loco. En la vida real no puedes estar loco, tienes que ser responsable”.

Hombres y personales femeninos

En su charla con Banderas, ha subrayado la dificultad que muchos hombres tienen para identificarse con un personaje femenino, mientras que en “la literatura es común que las mujeres se identifiquen con un protagonista hombre”.

Así, ha comentado que con la película “El diablo se viste de Prada” fue la primera vez que los hombres se sintieron identificados con un personaje suyo, al tener un papel de “jefa”.

Streep, que ha confesado que su trabajo más desafiante fue “Kramer contra Kramer” y ha dicho no tener ninguna película favorita porque es “demasiado avariciosa”, ha reivindicado la importante del arte, que está “desapareciendo” de los currículos educativos.

Impacto de la Inteligencia Artificial

Además, ha abordado el impacto que puede tener la Inteligencia Artificial, también en el ámbito cinematográfico, que “va a cambiar todo y mucho más rápidamente de que estemos preparados”.

¿”El público querrá eso?. ¿Va a querer personajes imaginarios sin vida o van a querer seres humanos?”, ha dicho antes de mostrar su temor porque la “capacidad de verificar los eventos y acontecimientos va a ser muy difícil”.

Ambos actores han tratado los cambios que ha sufrido la industria de Hollywood, donde, según ha explicado Banderas, los latinos solían interpretar los papeles de “malos”, y él consiguió ser un “héroe” con “La máscara del Zorro”.

Streep ha aseverado que “nadie hace nada en Hollywood al menos que piense que va a ganar mucho dinero” y ha apostado por demostrar a los productores que “se puede ganar dinero si se hacen cosas que no van de sus temas favoritos”.

Sobre la idea, lanzada por Banderas, de crear un teatro nacional en su país, ha advertido de que ello precisaría de una subvención de un gobierno que “ni siquiera funciona”.

El actor ha protagonizado uno de los momentos más emotivos del acto, cuando se refirió al ataque al corazón que sufrió en 2017, un momento en que “encaró a la muerte”.

“Creí que me iba a morir. Fue traumático”, ha asegurado el malagueño, quien, ante la mirada cómplice de Streep, ha señalado que esa experiencia ha sido “lo mejor que le ha podido pasar, porque abrió un espacio dentro de él que “no estaba ahí antes”.