Menú
Violencia de género

Miles de personas claman en las calles de todo el país contra la violencia machista

Las calles se han llenado de cánticos contras la violencia machista. “Patriarcado y capital, alianza criminal”, “Si nos tocan a una, nos tocan a todas”, “No son muertas, son asesinadas” o “Se acabó la paciencia, el género es la violencia”, “Que no es un caso aislado, que se llama patriarcado”

26 nov 2023 / 04:03 h - Actualizado: 26 nov 2023 / 04:03 h.
"Violencia de género"
  • Manifestación del movimiento feminista con motivo del Día Internacional para la eliminación de la violencia contra las mujeres, hoy sábado en Pamplona. EFE/Iñaki Porto
    Manifestación del movimiento feminista con motivo del Día Internacional para la eliminación de la violencia contra las mujeres, hoy sábado en Pamplona. EFE/Iñaki Porto

Cientos de miles de personas han inundado las calles de las principales ciudades del país en una multitud de manifestaciones que han sido un clamor contra el drama de la violencia machista, como acreditan las cifras: 52 mujeres asesinadas en lo que va de año y 535 denuncias diarias por violencia de género.

Unas movilizaciones por el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer que han tenido su epicentro en Madrid, con dos manifestaciones distintas que han escenificado una vez más la división del movimiento feminista, un hecho que alcanza también al gobierno de coalición.

Buena parte del Ejecutivo, incluida la ministra de Igualdad, Ana Redondo, han asistido a la marcha convocada al mediodía por el Foro de Madrid contra la violencia a las mujeres y el Consejo de las Mujeres, mientras que la ministra de Juventud e Infancia, Sira Rego, ha acudido junto a la exministra Irene Montero y dirigentes de Más Madrid y Podemos a la manifestación de la tarde de la Comisión 8M.

Al respecto, Redondo, ha apostado por recuperar la unidad entre las distintas sensibilidades feministas para luchar juntas contra la violencia machista. "Es una lucha compartida, una lucha compleja" en la que "no sobra nadie, todas somos necesarias, todas las personas somos imprescindibles en esta lucha", ha asegurado, si bien ha considerado que la división entre grupos feministas "es una baza que tiene Vox y la derecha" que busca dividir a las feministas.

Mientras que Rego ha restado importancia a la división del movimiento feminista, al destacar que "lo importante es estar movilizadas en la calle" y que "haya una voz unitaria en torno a la lucha para la erradicación de la violencia contra las mujeres".

Por su parte, el PP ha pedido en un manifiesto recuperar el espíritu de unidad entre partidos políticos en la lucha contra la violencia contra la mujer y ha reclamado al Gobierno que "deje de construir muros" que "en nada benefician a esta lucha".

Mientras, el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo (Vox), ha afirmado que las "leyes de género" han sido ineficaces en su propósito y, en cambio, han conseguido "destruir la vida a multitud de personas inocentes y dividir a la sociedad".

Las manifestaciones de Madrid han sido las más numerosas. Con el lema "Contra la violencia contra las mujeres, unidad ciudadana y respuesta institucional", la marcha de la mañana ha señalado a la prostitución, la pornografía y la violencia reproductiva como formas de violencias machistas.

Mientras que la de la tarde, que llevó por lema "Se acabó. Vamos a prenderle fuego al patriarcado", denunció el incremento de feminicidios, el mayor riesgo de violencia que sufren las migrantes o con discapacidad y la necesidad de una educación sexual.

También en Barcelona, miles de personas han participado en la manifestación, impulsada por la plataforma Noviembre Feminista, encabezada por una pancarta "25N. Prou Violencies Masclistes. S'ha acabat! (25N. Basta de violencias machistas. ¡Se ha acabado!)".

El lema de la manifestación hace suyo el ¡Se acabó! proclamado por las jugadoras de la selección femenina de fútbol tras el beso no consentido de Luis Rubiales, entonces presidente de la Federación Española de Fútbol, a la jugadora Jennifer Hermoso.

Una proclama que ha recorrido buen parte de la geografía nacional este sábado, como ha ocurrido en Valencia y también en las principales ciudades de Galicia, Andalucía, Canarias, La Rioja, Castilla la Mancha, Castilla y León, Baleares, Navarra, País Vasco y Asturias.

En todos estos lugares, las calles se han llenado de cánticos contras la violencia machista. "Patriarcado y capital, alianza criminal", "Si nos tocan a una, nos tocan a todas", "No son muertas, son asesinadas" o "Se acabó la paciencia, el género es la violencia", "Que no es un caso aislado, que se llama patriarcado".

Y de pancartas con mensajes como "Ni un paso atrás" o "Ni una menos, vivas nos queremos" "La pobreza tiene rostro de mujer", y también que "Nos queremos vivas y libres".