Podemos abandona Sumar y se va al Grupo Mixto: ¿qué pasará ahora?

La formación morada rompe con Sumar y lleva al extremo el pulso con Yolanda Díaz y Pedro Sánchez

05 dic 2023 / 18:59 h - Actualizado: 05 dic 2023 / 19:08 h.
"Podemos","Política","Sumar"
  • La diputada de Podemos Ione Belarra. EFE/ Borja Sanchez-trillo
    La diputada de Podemos Ione Belarra. EFE/ Borja Sanchez-trillo

Podemos ha consumado la ruptura con Sumar al marcharse al Grupo Mixto, lo que puede complicar aún más la legislatura al Gobierno de coalición, ya que los cinco diputados morados tienen ahora las manos completamente libres para votar lo que quieran y ejercer su autonomía sin ninguna cortapisa.

Con un Ejecutivo sustentado en una mayoría muy precaria, los cinco votos de Podemos, con Ione Belarra a la cabeza, son tan determinantes como los de los independentistas o nacionalistas para poder sacar adelante cualquier iniciativa.

Sin embargo, tanto Sumar como los socialistas han restado importancia a esta decisión tan radical. Los de Yolanda Díaz no ven ninguna diferencia a que estén fuera o dentro de su grupo por las discrepancias que arrastraban desde hace meses.

De hecho, la decisión que han tomado los morados este martes la venían ya rumiando desde el verano, a raíz de la decisión de la vicepresidenta segunda de vetar a Irene Montero de las listas electorales del 23J, apartarles luego de la dirección del grupo parlamentario y "echarles del Gobierno" por orden de Sánchez, según Podemos.

La gota que ha colmado el vaso ha sido que este martes no hayan permitido que fuera Belarra quien interviniera por parte de Sumar en la comparecencia del ministro de Exteriores, José Manuel Albares, como había solicitado ésta.

Tampoco los socialistas ven mayor problema a la ruptura de Podemos, porque la mayoría que tiene el Gobierno sigue siendo la misma y la única pega es que ahora tienen que negociar con un partido más, que es, precisamente, otra de las cosas que exigía Belarra: tener hilo directo con el PSOE.

Consecuencias para Podemos

A los del Mixto, donde solo había tres diputados (uno de BNG, otro de Coalición Canaria y uno de UPN) les ha pillado esta decisión con el pie cambiado, aunque en algún momento sí se les pasó por la cabeza que esto podía suceder por la tensión creciente que había entre las dos partes.

Para empezar, al ser mayoría y por los precedentes que existen en el Congreso, Podemos puede tener de alguna manera el control del grupo y lo que es evidente es que ahora sí van a tener la voz que no tenían en Sumar.

Dispondrán también de más dinero, ya que cada grupo parlamentario tiene una subvención fija de 30.346,72 euros mensuales (que ahora se reparte entre ocho en lugar de entre 31) más una subvención variable de 1.746,16 euros mensuales.

Aunque desde Podemos aseguran que no ha pesado el beneficio económico y que sí ha sido determinante el hecho de haber sido relegados constantemente en el grupo.

Podemos que llegó a tener 69 escaños cuando se presentó por primera vez a unas elecciones legislativas, el 20 de diciembre de 2015, acaba ahora en el Mixto con cinco diputados.