Menú

Disparos de mujer por primera vez en el Judas de Coripe

Una mujer formará parte por primera vez del grupo de personas que, escopeta en mano, escribirá un nuevo capítulo en una tradición centenaria en este pueblo de la Sierra Sur sevillana

06 abr 2023 / 11:03 h - Actualizado: 06 abr 2023 / 11:03 h.
  • Disparos de mujer por primera vez en el Judas de Coripe

Una mujer formará parte por primera vez del grupo de cazadores que cada Domingo De Resurrección dispara contra el Judas de la localidad sevillana de Coripe, una tradición centenaria que ese día atrae a miles de personas a este municipio de la Sierra Sur sevillana.

La alcaldesa del municipio, Susana López, lo ha anunciado en sus redes sociales oficiales, tras indicar que todos los cazadores que dispararán este año han sido acreditados, una medida que se tomó tras la polémica de años pasados, cuando la imagen de Carles Puigdemont fue la elegida para ser disparada y quemada, lo que provocó incluso denuncias en Fiscalía contra el Ayuntamiento por un presunto delito de odio, que fue archivada.

A pesar de que se trata de una tradición cuyo origen exacto se desconoce en el pueblo, es la primera vez que una mujer formará parte del grupo que disparará contra el muñeco hasta provocar que se incendie, en medio de una de las principales fiestas de este municipio de algo menos de 1.300 habitantes.

Requisitos cumplidos

Explica la alcaldesa del municipio, Susana López, que para ella, personalmente, es toda una satisfacción poder tener por primera vez a una mujer disparando contra el Judas, recordando que no solo no se le ha puesto impedimento alguno, sino que “como a cualquiera que quiera participar, se le ha pedido que tuviese licencia de armas y la guía de pertenencia de la escopeta”, de modo que se cumplan todos los requisitos legales para portar y usar el arma.

De hecho, todos los cazadores que participan activamente en la fiesta son incluidos en un listado oficial, de modo que son fácilmente localizables en caso de que haya cualquier problema, que hasta ahora no se ha dado en todos los años de la celebración.

“Son los requisitos que nos exige la Subdelegación del Gobierno para acreditar a los escopeteros, y los ha cumplido, y está muy contenta con participar”, dice Susana López, contando las horas, como todos los coripeños, para que se celebre el domingo la gran fiesta de este pueblo.

La “muerte» del coronavirus

Aunque el pasado año 2022 todas las quinielas apuntaban a que el presidente ruso, Vladimir Putin, sería el sacrificado, finalmente fue el coronavirus el virus elegido por la asociación de padres y madres que se encarga cada año de organizar la fiesta.

La imagen que cada año se quema es uno de los secretos mejor guardados en el pueblo, en una cita que se celebra cada año cerrando la Semana Santa, y consiste en tirotear a un muñeco hecho de trapo y paja en el que se esconde un poco de gasolina hasta que este comience a arder.

El muñeco representa a un personaje conocido que durante ese año haya destacado por haber realizado alguna mala acción, y las personas que lo elaboran lo hacen guardando celosamente el secreto de su identidad, que solo se desvela cuando baja las calles del pueblo a hombros camino de la plaza donde es abatido a disparos.

En 2018 fue elegida Ana Julia Quezada, asesina del niño Gabriel, aunque la elección no gustó al Movimiento contra la Intolerancia, que incluso planteó una denuncia que fue archivada por la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Sevilla el 26 de junio siguiente, al igual que de 2019.

El Ayuntamiento defendió en su día que no se trataba de una fiesta racista, sino de una tradición de más de cien años, “que además es Fiesta de Interés Turístico Nacional” y que los vecinos que lo organizan decidieron el año pasado que la protagonista fuese Quezada.

“Un secreto nunca desvelado hasta el último segundo. Una fiesta popular transmitida de generación en generación. Una forma de que un pueblo se manifieste contra las malas acciones”, reza el cartel de la fiesta, cuyo secreto se desvelará dentro de solo tres días.

Algunos Judas para la historia

Cada Domingo de Resurrección, la figura del Judas encarna al personaje más polémico y satirizado de la vida pública actual. Muestra de ello han sido muchos Judas pasados representando a personas como Villalonga, Fischller, Jordi Pujol, Jesús Gil, y Hugo Chavez entre otros, y, cuyo único final es la quema producida por los innumerables disparos de la población.

Dicho muñeco se cuelga en una higuera en una de la paredes de la iglesia, y aquellos vecinos que lo deseen lo escopetean con cartuchos rellenos de pólvora y papelillos de colores hasta que prende a arder y se consume totalmente.

Antiguamente, mientras el sábado por la noche se celebraba la Vigilia Pascual y se cantaba el Gloria, ya empezaban a escucharse disparos como comienzo de la fiesta, la cual acompañada de un pasacalles y una banda de música recorrían las calles del pueblo.