Alarmante aumento de las enfermedades de transmisión sexual en Andalucía

Las enfermedades de transmisión sexual crecen en Andalucía un 40% en 2023 respecto al año anterior

11 feb 2024 / 12:23 h - Actualizado: 11 feb 2024 / 12:29 h.
"Salud pública","Granada","Sida","Cáncer","Accesibilidad","Infecciones"
  • Tratamiento del SIDA
    Tratamiento del SIDA

Las enfermedades infecciosas de transmisión sexual (ITS) --el próximo 14 de febrero se celebra el Día Europeo de la Salud Sexual-- mantienen una tendencia al alza en Andalucía, con un aumento que "no es progresivo sino exponencial" y tras el que hay "múltiples causas", siendo las principales la pérdida del miedo a estas enfermedades --se ha reducido el uso del preservativo--, el consumo de drogas para "prolongar la duración y las sensaciones" de las relaciones, la facilidad para conseguir un contacto sexual "con tan sólo un click en una aplicación" y la "mejora en las técnicas diagnósticas y en la accesibilidad a realizarse pruebas".

En 2023, respecto al 2022, en Andalucía, según los datos actuales del Sistema andaluz de Vigilancia Epidemiológica, se produjo un aumento "global" de todas las ITS con una media de un 40%. Si se comparan el número de casos declarados de 2023 respecto a 2022, el incremento en sífilis fue del 26%, del 40% en gonococo, del 42% en clamidia, del 71% en herpes genital y del 95% en el Linfogranuloma Venéreo (LGV). En valores absolutos, el mayor número de casos registrados corresponde a la infección por gonococo y de clamidias, que suman más del 75% de los casos declarados de ITS, según los datos facilitados por la Consejería de Salud y Consumo.

En declaraciones a Europa Press, la especialista en ITS y epidemióloga de Atención Primaria del Distrito Jerez Costa Noroeste, Isabel Román, llama la atención sobre esta realidad y avisa de la "dificultad" de romper la cadena de transmisión de estas enfermedades ya que el 50% de los casos son asintomáticos. "No se tiene conciencia de que se está enfermo", explica Román, que advierte que esta falta de tratamiento por ausencia de diagnóstico tiene "secuelas a largo plazo", sobre todo, en las mujeres, que pueden padecer desde una enfermedad pélvica inflamatoria a embarazos ectópicos, infertilidad y cáncer, amén de que, en caso de quedarse embarazadas, ponen en riesgo al feto, al que pueden contagiar y crear secuelas a futuro.

"No se trata de alarmar sino de informar y concienciar", defiende la epidemióloga, para la que estas enfermedades no entienden ni de nivel socioeconómico ni cultural. Isabel Román explica que Andalucía cuenta ya con un II Plan Andaluz frente al VIH/SIDA y otras ITS (Paitsida) que sitúa la puerta de entrada para la atención y detección de estas enfermedades en la Atención Primaria.

Román destaca especialmente el papel que puede jugar en la bajada de la incidencia de estas enfermedades el protocolo de estudio de contacto que aplica la Enfermería de salud pública de las unidades de Epidemiología de los distritos sanitarios de toda Andalucía y con el que se puede parar la cadena de transmisión. "Se llama a la persona contagiada y, respetando la confidencial, nos facilita la información sobre los contactos con los que ha mantenido relaciones sexuales; contactos a los que advertimos del riesgo al que han estado expuestos y derivamos a los servicios sanitarios para hacerse las pruebas", detalla la especialista en ITS.

Con este protocolo de estudio de contacto se realiza un "cribado completo" de todas las ITS y VIH con el fin de "cortar la cadena de transmisión para que no se infecten otras personas; evitar las complicaciones a largo plazo, sobre todo, de aquellas personas infectadas que son asintomáticas y evitar la reinfección de las personas que han infectado a otras". Porque, tal como abunda Isabel Román, estas infecciones no producen inmunidad, por lo que las personas infectadas tratadas y curadas se pueden reinfectar si se vuelven a exponer.

En relación al VIH, Román reclama un "diagnóstico precoz porque así la expectativa de vida sube" y por que el tratamiento con antirretrovirales termina convirtiendo la enfermedad en indetectable y con ello en "no transmisible".

Por último, la Junta de Andalucía apuesta por que en todas las provincias y en todos los centros de Atención Primaria se puedan hacer pruebas diagnósticas que, hasta ahora, estaban concentradas en servicios especializados ubicados en Granada y Sevilla, por ejemplo.