Menú
Patrimonio

¿Cumple la normativa el rótulo del nuevo hotel de la Puerta de Jerez?

En un edificio regionalista fue instalado un «rótulo con texto retroiluminado sin contar con la preceptiva autorización». Patrimonio estudia si iniciar o no un «procedimiento sancionador»

08 feb 2024 / 17:02 h - Actualizado: 08 feb 2024 / 17:23 h.
"Patrimonio","Urbanismo"
  • Puerta de Jerez / Junta de Andalucía
    Puerta de Jerez / Junta de Andalucía

La Comisión Provincial de Patrimonio Histórico de Sevilla, adscrita a la Consejería de Turismo y Cultura, ha acordado emprender "actuaciones previas con el fin de conocer las circunstancias" por las cuales en la fachada del nuevo hotel de cuatro estrellas promovido en un edificio regionalista de la Puerta de Jerez fue instalado un "rótulo con texto retroiluminado sin contar con la preceptiva autorización"; para decidir si iniciar o no un "procedimiento sancionador".

En concreto, en un acuerdo adoptado el pasado 17 de enero y recogido por Europa Press, la Comisión de Patrimonio informa favorablemente sobre la memoria explicativa del proyecto de instalación de un "rótulo vinculado a la actividad hotelera" en el citado edificio regionalista de la Puerta de Jerez, "al considerar que no afecta al BIC Casa de la Moneda en donde se inserta, ni supone un impacto negativo en el BIC de la Muralla histórica, ni a los valores propios del Conjunto Histórico, con la condición de que cumpla con la ordenanza municipal sobre publicidad".

"No obstante, dado que se ha tenido conocimiento de la instalación del rótulo con texto retroiluminado en la fachada de la Plaza de Puerta Jerez sin contar con la preceptiva autorización, se propone la realización de actuaciones previas con el fin de conocer las circunstancias del caso concreto y la conveniencia o no de iniciar procedimiento sancionador", agrega el acuerdo.

Recordemos en paralelo que los sondeos arqueológicos de carácter preventivo acometidos en este edificio para su uso como nuevo hotel de cuatro estrellas depararon la documentación de restos arquitectónicos de un tramo de la barbacana del recinto defensivo construido durante el periodo almohade.

El nuevo hotel

La memoria técnica de dicha intervención, firmada por los arqueólogos Rocío López Serena, Miguel Ángel de Dios Pérez y Jacobo Vázquez Paz, detalla las actuaciones preventivas promovidas con motivo de la restauración del edificio correspondiente al número tres de la Puerta de Jerez, un inmueble diseñado por el arquitecto regionalista Aurelio Gómez Millán, levantado entre 1928 y 1931 y objeto de un proyecto de nuevo hotel de cuatro estrellas de la empresa Euroglobal Investmens.

Se trata, como detallan los autores del documento, recogido por Europa Press, de un edificio abarcado por el ámbito de protección del conjunto de la antigua Casa de la Moneda, cuyo núcleo contempla los números 3, 5 y 7 de la calle Adolfo Rodríguez Jurado, caracterizado por su notable portada de Sebastián Van der Borcht y declarado como bien de interés cultural (BIC).

Es más, según precisan estos arqueólogos, en el ámbito del planeamiento, el edificio del número 3 de la Puerta de Jerez está catalogado dentro del plan especial de protección del sector urbano correspondiente al antiguo conjunto arquitectónico de la Casa de la Moneda, con una protección parcial de grado uno, cautelas arqueológicas de grado máximo y la obligación de análisis de estructuras emergentes, al "transcurrir la muralla (medieval) por la medianera trasera del inmueble".

Merced a dicho plan especial de protección, así, la intervención arqueológica acometida en este edificio regionalista antes de su obra de rehabilitación para su uso como nuevo hotel contempló "dos actuaciones metodológicas", en concreto un análisis paramental en el muro medianero objeto de cautelas "por coincidir con el trazado de la línea defensiva en este sector de la ciudad bajomedieval" y, en segundo lugar, la excavación de cinco sondeos asociados a los pilares de cimentación.

Cinco catas paramentales

El análisis de los paramentos, obviamente, "se propuso en el tramo en el que el plan especial preveía que se conservaba en alzado el lienzo defensivo bajomedieval, esto es, la medianera norte del inmueble"; siendo así acometidas cinco catas paramentales, saldadas con la identificación de "revestimientos contemporáneos que cubrían la medianera original del inmueble de 1928 de los hermanos Millán".

Ya en el apartado de los sondeos, los autores de esta intervención exponen que en el segundo, tercero y cuarto de ellos, acometidos en el sótano, fue documentado un tramo de la barbacana bajomedieval, "arrasado a una cota uniforme para la construcción del inmueble de los hermanos Millán", así como pavimentos asociados al citado edificio regionalista y "una serie de infraestructuras y acometidas relacionadas con el uso de la edificación contemporánea".

"La aparición de la barbacana bajomedieval, que debe conservarse en toda su integridad in situ, como quedó reflejado en las medidas de conservación establecidas por los técnicos de la Delegación de Cultura en la diligencia de finalización, hizo que no se pudiera profundizar en uno de los sondeos y que se redujese la extensión prevista de la cimentación para salvar la línea defensiva", figura además en la memoria técnica de esta actuación respecto a este hallazgo.

El recinto defensivo almohade

Los autores de esta intervención arqueológica, de este modo, atribuyen los restos de barbacana documentados en los citados tres sondeos al "recinto defensivo almohade", concretando que se trataría de un lienzo de muralla que arrancaría desde el entorno de la actual Puerta de Jerez hacia el espacio donde se alzan las Reales Atarazanas, que guardan restos de la antigua muralla almohade, siete naves de las atarazanas medievales del siglo XIII, restos del apostadero de la Carrera de Indias de los siglos XVI y XVII y edificaciones de la Real Maestranza de Artillería.

"Varios tramos de este lienzo meridional del recinto (defensivo almohade) fueron documentados también por el equipo dirigido por Mark Hunt durante la intervención llevada a cabo con motivo de la ejecución del (tranvía) Metrocentro y por el equipo dirigido por Dolores Martínez durante la intervención arqueológica" asociada a una obra de sustitución de conducciones promovida en 2009 por la Empresa Metropolitana de Abastecimiento y Saneamiento de Aguas de Sevilla (Emasesa), exponen en este trabajo los arqueólogos Rocío López Serena, Miguel Ángel de Dios Pérez y Jacobo Vázquez Paz.