Pasajes de la historia de Sevilla

El origen de los nombres de las calles de Sevilla

Las calles de una ciudad pueden ser testigos silenciosos de su historia y cultura. Sevilla no es una excepción. Sus calles, con nombres evocadores y enigmáticos, encierran secretos y conexiones con el pasado que merecen ser explorados

29 dic 2023 / 04:00 h - Actualizado: 29 dic 2023 / 04:00 h.
"Pasajes de la historia de Sevilla"
  • El origen de los nombres de las calles de Sevilla

Hoy nos sumergiremos en el origen de algunos de los nombres más destacados de las calles sevillanas, descubriendo la riqueza de su historia y el legado que han dejado en esta fascinante urbe.

1. Calle Sierpes: Un recuerdo de la antigua Sevilla

Comenzamos nuestro recorrido en la emblemática Calle Sierpes, una de las arterias principales del centro histórico de Sevilla. Su nombre proviene de las curvas serpentinas que caracterizaban el trazado original de la calle. Durante siglos, esta vía fue un importante centro comercial y residencial, y su nombre ha perdurado como un recuerdo vivo de la antigua Sevilla.

Existe la leyenda que en esta zona había una inmensa serpiente que se comía a los niños y también se dice que es el origen legendario de su nombre.

2. Avenida de la Constitución: Un Homenaje a la Historia moderna

En contraste con la historia milenaria de Sevilla, encontramos la Avenida de la Constitución, que rinde homenaje a un momento crucial en la historia moderna de España. Este nombre fue otorgado en 1812, tras la promulgación de la primera Constitución Española. La avenida atraviesa el corazón de la ciudad y está flanqueada por impresionantes edificios como la Catedral y el Archivo General de Indias. Antiguamente era la calle Génova.

3. Calle Betis: El Reflejo del Río Guadalquivir

El río Guadalquivir, que serpentea a lo largo de Sevilla, ha sido una fuente constante de inspiración para los sevillanos. La Calle Betis, que se extiende paralela al río, debe su nombre a la antigua denominación del Guadalquivir: «Baetis» en latín. Esta calle pintoresca ofrece vistas panorámicas del río, así como una amplia variedad de bares y restaurantes donde los visitantes pueden disfrutar de la gastronomía típica de la región.

4. Calle del Infierno en la Feria: Un nombre con origen tenebroso

En la Feria encontramos la Calle del Infierno, un nombre que podría evocar imágenes de un lugar aterrador. Sin embargo, su origen es mucho más fascinante, es el ruido, las atracciones, los “cacharritos” y que, para muchos padres, realmente, puede ser un verdadero martirio e infierno.

5. Calle Feria: donde la Historia se encuentra con la Tradición

La Calle Feria es un nombre que evoca la celebración y la tradición. Su origen se remonta a la Feria aprobada por el rey uno de los eventos más emblemáticos de Sevilla. Esta calle, ubicada cerca del histórico barrio de La Macarena, fue el lugar donde originalmente se celebraba la feria ganadera en el siglo XIX.

Debe su nombre a que en ella se celebra desde hace siglos una de las dos ferias que concedió Fernando III de Castilla a la ciudad el 18 de marzo de 1254, función heredada por el popular mercadillo de los Jueves. Con el tiempo, la feria evolucionó en un evento festivo que atrae convirtiéndose en un símbolo de la identidad y el espíritu sevillano.

6. Calle Mateos Gago: un Homenaje a un Ilustre Sevillano

La Calle Mateos Gago, situada en el entorno de la imponente Catedral de Sevilla, lleva el nombre de Mateo Gago, el padre Mateos Gago fue catedrático de teología de la Universidad de Sevilla y decano de la Facultad de Filosofía y Letras.

7. Calle Judería: un vínculo con la Historia judía de Sevilla

La antigua judería de Sevilla, situada en el barrio de Santa Cruz, fue el hogar de la comunidad judía durante siglos. La Calle de la Judería, con su nombre evocador, nos transporta a ese pasado histórico y nos recuerda la presencia y contribución de la comunidad judía en la ciudad. Aunque gran parte del barrio ha cambiado a lo largo de los años, esta calle mantiene viva la memoria de una parte importante de la historia de Sevilla.

Esta plaza debe su nombre –desde 1868- a que se aquí se hallaba el antiguo Hospital de los Venerables Sacerdotes, que Justino de Neve, canónigo de la Catedral de Sevilla, fundó en 1675.

8. Avenida de la Palmera

La Avenida de la Palmera es una de las principales vías de Sevilla y debe su nombre a las numerosas palmeras que se encuentran a lo largo de su recorrido. Esta avenida fue creada como parte de la planificación urbana para la Exposición Iberoamericana de 1929, un evento que transformó la ciudad y dejó un legado arquitectónico significativo. Hoy en día, la Avenida de la Palmera es un importante punto de referencia y un símbolo de la modernidad y el desarrollo de Sevilla.

Su nombre se debe a una palmera situada en el centro de la glorieta final de este paseo, hoy llamada Plus Ultra, junto al estadio del Real Betis Balompié

9. Calle Santa María la Blanca

El nombre de esta calle proviene de la antigua Iglesia de Santa María la Blanca, en esta ubicación.

10. Avenida de la Cruz del Campo

Esta avenida toma su nombre de la Cruz del Campo del templete con la cruz de piedra que está en este lugar. La cruz era un punto de referencia importante para los peregrinos que llegaban a Sevilla y se convirtió en un símbolo de devoción y fe.

11. Calle Asunción

Esta calle recibe su nombre en honor a la Asunción de la Virgen María, una festividad religiosa importante en la tradición católica. La calle puede estar cerca de una iglesia o capilla dedicada a esta advocación mariana.

Las calles de Sevilla son mucho más que simples vías de tránsito. Cada nombre tiene una historia que contar, un vínculo con el pasado y un legado cultural. Desde las calles que evocan la antigua Sevilla romana hasta aquellas que honran momentos cruciales en la historia moderna, cada nombre nos invita a explorar y comprender mejor la riqueza histórica y cultural de esta cautivadora ciudad.