Menú

‘La Familia’: el gimnasio de Antonio Tejado donde se organizó el robo a su tía

Un gimnasio de barrio, referente del boxeo andaluz, en el punto de mira por la detención del sobrino de María del Monte

Ana Ramos ramos_caravaca /
12 feb 2024 / 13:08 h - Actualizado: 12 feb 2024 / 18:28 h.
"Física","Vivienda","Boxeo","Adicciones","Guardia Civil","La calle"
  • ‘La Familia’: el gimnasio de Antonio Tejado donde se organizó el robo a su tía

La detención de Antonio Tejado por su presunta implicación en el robo con violencia, el pasado mes de agosto, en la vivienda de su tía María del Monte y de su mujer, la periodista Inmaculada Casal, no sólo ha pillado por sorpresa al entorno de la cantante, sino al pequeño gimnasio de la Macarena relacionado con uno de los principales detenidos por este delito, conocido como ‘el Ruso’.

El pasado viernes por la mañana, la Guardia Civil irrumpió en este conocido establecimiento, muy respetado en el mundo del boxeo. Su dueño, de nacionalidad rusa, es reconocido por entrenar a jóvenes del barrio y a boxeadores de todas las nacionalidades, convirtiendo este enclave pugilístico en el corazón de Sevilla en una pequeña ‘ONU’, con alumnos de origen filipino, colombiano, ucraniano o georgianos, entre otros.

La mañana del viernes, quienes estaban entrenado en ‘la familia’, como se conocía a este gimnasio en el mundillo, no entendían por qué la Guardia Civil se personó en el establecimiento, pidiéndoles que cogieran sus pertenencias y se marchasen, mientras que la calle donde se ubica el gimnasio permanecía cortada por los agentes, impidiendo el paso a los viandantes.

Este gimnasio no es sólo conocido por sus éxitos en el ámbito del deporte -teniendo en su palmarés campeonatos de Andalucía y de España- sino por la labor social emprendida por su dueño. El padre del ahora detenido ha encabezado distintas causas para ayudar a sus alumnos, además de evitar que los jóvenes de su gimnasio se desvíen por el mal camino, de ahí la sorpresa de algunos usuarios del establecimiento al ver involucrado a su propio hijo en una acusación de tal magnitud.

Desde iniciar una campaña para tratar la enfermedad rara de uno de sus boxeadores más jóvenes hasta sacar de la droga a más de uno. “Aquí somos una familia, y la familia se ayuda”, repetía constantemente el dueño de este establecimiento cada vez que se le preguntaba por algunas de estas causas.

Los jóvenes con pocos recursos no pagaban, el gimnasio corría con los gastos de las competiciones y sus traslados e incluso muchas familias acudían a su dueño, exboxeador en su antiguo país, Rusia, para que les ayudaran cuando su hijo se había juntado con malas compañías.

El ‘Ruso’ formaba parte de esta ‘familia’ de manera activa hasta que una lesión lo mantuvo alejado, no sólo del ring, sino del gimnasio. En septiembre de 2022, en una pelea celebrada en Marbella, el ahora arrestado terminó con la mandíbula fracturada. Desde entonces, no ha vuelto a pelear, ni tampoco era habitual verlo en los entrenamientos del gimnasio.

Desde esa fecha, no frecuentaba el establecimiento, salvo alguna que otra visita y un entrenamiento puntual, muy diferente al resto de su familia. Tanto su padre como su hermano eran los encargados de llevar a cabo las clases colectivas y los entrenamientos particulares, que muchos eligen para mantenerse en forma.

Era el caso de Antonio Tejado, que frecuentaba este gimnasio, llegando a confesar, en un reportaje de televisión, que le habían ayudado a superar sus adicciones y recuperar así su forma física. No es la única cara conocida que acude a este gimnasio, ya que entre sus abonados, además de gente del barrio, hay cantantes, bailaores y algún que otro influencer, que encontraban en la ‘familia’ el encanto de un gimnasio de barrio donde se practica boxeo.

Los que han tratado a esta familia no salen del estupor al conocer lo ocurrido. Para muchos era una familia normal, llegada a España desde Rusia hace casi 20 años, con el sueño de que el boxeo no fuera un deporte estigmatizado o considerado violento, y con la ilusión de que Sevilla, en un futuro, pudiera acoger una prueba de carácter internacional.