Festival de Eurovisión

Estos son todos los andaluces que han brillado en Eurovisión

Con hasta 14 artistas que han representado a España en la gran fiesta de la canción en Europa, Andalucía es la segunda comunidad que más cantantes ha llevado

Pastora Soler durante la presentación previa a su participación en el Festival de Eurovisión en 2012.

Pastora Soler durante la presentación previa a su participación en el Festival de Eurovisión en 2012. / Javier Herraez

Ana Ramos Caravaca

Ana Ramos Caravaca

Desde Conchita Bautista, que fue la primera representante de España en el Festival de Eurovisión en 1961, son muchos, muchísimos, los andaluces que han llevado la bandera española -y la andaluza- a la gran fiesta de la canción de Europa. Ella fue una pionera en dar a conocer nuestros colores fuera las fronteras de una España que dejaba atrás la autarquía y buscaba lograr una mejor imagen en Europa, concretamente, en un joven festival de música, que era lo que se llevaba, que apenas contaba con un lustro de vida.

Fue la primera andaluza, sevillana, pero ni mucho menos la última. Tras su estreno con la mítica Estando contigo en Cannes, muchos hijos e hijas de Andalucía han dado el Do de pecho para lograr la victoria en este mítico festival que sigue vivo tras 68 ediciones, superando guerras, pandemias y conflictos internacionales que aún, a día de hoy, siguen teniendo presencia sobre el escenario.

Dejando atrás los intríngulis geopolíticos eurovisivos y poniendo el foco en el territorio patrio, Andalucía es la segunda comunidad autónoma, sólo superada por Madrid, que más artistas ha llevado al escenario del Festival de Eurovisión: 14.

Conchita Bautista

María de la Concepción Bautista Fernández, nacida en Arenal (Sevilla) y más conocida como Conchita Bautista, fue la primera artista en representar a España en el Festival de la Canción de Eurovisión con el tema Estando Contigo, logrando la novena posición en la edición celebrada en Cannes en 1961. Repitió años más tarde, en la edición de 1965 en Nápoles, esta vez con la canción ¡Qué bueno, qué bueno!, pero sufrió los odiados 0 puntos, quedando en la posición número 15.

Raphael

Miguel Rafael Martos Sánchez, más conocido como Raphael, también representó a España en dos ocasiones en el Festival de Eurovisión. El Divo de Linares debútó con la archiconocida Yo soy aquel en 1966, edición celebrada en Luxemburgo, logrando la séptima posición. Un año más tarde, volvió a llevar la bandera española, esta vez hasta Viena, con Hablemos del amor, subiendo un lugar y quedando en sexta posición.

Karina

La dulce Karina, nacida en Jaén, llegó con apenas 26 años a Dublín, en 1971, para representar a España con la canción En un mundo nuevo. Con 116 puntos, alcanzó la segunda posición, de los mejores resultados que ha tenido España después de las victorias de Masiel y Salomé.

Lucía

También desde Sevilla llegó María Isabel Rodríguez Lineros, de nombre artístico Lucía. Con la canción Él representó a nuestro país en la edición de 1982, que se celebró en la ciudad inglesa de Harrogate. Aunque no ha sido de los mejores resultados, se coló entre las 10 mejores canciones con 52 puntos.

Remedios Amaya

Una de las injusticias más grandes del Festival de Eurovisión se cometió con Remedios Amaya. Con una apuesta que llevaba por primera vez el flamenco a un concurso de esta índole, el Quién maneja mi barca, a pies descalzos, de la cantaora sevillana no logró ni un solo punto, quedando en último lugar en la edición de 1983 celebrada en Munich.

Manuel Aguilar, de La Década Prodigiosa

España también tuvo su época de mandar agrupaciones al festival. En 1988, en Dublín, la Década Prodigiosa concursó con Made in Spain (La chica que yo quiero). Con 58 puntos quedó en el lugar número 11. Entre los múltiples integrantes que han pasado por esta agrupación estuvo el andaluz Manuel Aguilar, que formó parte del grupo que participó en el festival.

Eva Santamaría

En 1993, en el pueblo irlandés de Millstreet, Eva Santamaría logró el puesto número 11 con la canción Hombres. Esta vez fue la provincia de Cádiz, concretamente desde El Puerto de Santamaría, la que dotó a España de su representante eurovisiva.

Anabel Conde

También en Irlanda, esta vez desde Dublín, Anabel Conde logró la medalla de plata del festival. Con su canción Vuelve conmigo, la joven de Fuengirola logró 119 puntos en 1995.

Rosa López

Desde Armilla, Granada, Rosa López, coronada como Rosa de España, provocó un despertar eurovisivo entre los españoles, en una de las ediciones más seguidas de las que se recuerdan de un festival que estaba de capa caída. Precedida por el éxito de Operación triunfo, Europe's living a celebration (cómo olvidar esa letra), logró la séptima posición en Tallin, Estonia. Entre los integrantes del coro también se encontraba otro andaluz, ahora artista internacional: el almeriense David Bisbal.

Son de sol

El flamenco, esta vez en su versión más pop, aterrizó en Kiev en la edición de 2005 de la mano del grupo sevillano Son del sol. Brujería no quedó en muy buen lugar, el puesto número 21, pero hizo bailar a los europeos con esta pegadiza melodía.

Las Ketchup

Tras el éxito de Aserejé, las Ketchup tuvieron más vida y parte de esa carrera musical fue su participación en la edición del Festival de Eurovisión de 2006, en Atenas. Un blodymary fue la apuesta de las hermanas cordobesas, que repitieron la posición 21 lograda el año anterior.

Basty y Javi de D'Nash

En el resurgir de las boyband, España no se quedó atrás y mandó a D'Nasch a la edición de 2027 del festival celebrada en Helsinki. Con el tema I love you mi vida, el cuarteto no logró salir de la parte baja de la tabla, concretamente quedó en el puesto número 20. Entre sus integrantes estaban el gaditano Basty y el sevillano Javi.

Pastora Soler

La imponente voz de la sevillana Pastora Soler devolvió a España al Top 10 de Eurovisión. Con la canción Quédate conmigo, la de Coria de Río no dejó indiferente al público europeo reunido en Bakú, Azerbaiyán, en 2012.