El homenaje a la Sevilla Infinita en las Medallas de la ciudad

El día de San Fernando termina con el reconocimiento a 30 sevillanos que llevan el nombre de la capital andaluza por todo el mundo, en una gala larga pero amena gracias a Manu Sánchez

El alcalde de Sevilla, José Luis Sanz, con el homenajeado Manuel Carrasco y el humorista Manu Sánchez.

El alcalde de Sevilla, José Luis Sanz, con el homenajeado Manuel Carrasco y el humorista Manu Sánchez.

Victoria Flores

Victoria Flores

"Sevilla es infinita". Así ha definido a la ciudad, el humorista Manu Sánchez y muchas de sus versiones han estado representadas en este día de San Fernando. La Sevilla de Velázquez, Silvio, Belmonte o Jiménez-Becerril, ha premiado al béisbol, a la medicina, a los empresarios de toda la vida, a quienes nos han educado y a aquellos que han puesto banda sonora a nuestras vidas, 30 personas y entidades que llevan el nombre de Sevilla por todo lo alto. Desde este jueves, Manuel Carrasco es Hijo Adoptivo de Sevilla y Antonio Burgos es, a título póstumo, es su nuevo Hijo Predilecto.

Sánchez, presentador de la gala, ha dado la vuelta al mundo desde París hasta Tokio -incluida una cuña de solidaridad para describir la ciudad como "Rafah, pero con niños enteros"- para definir la idiosincrasia de Sevilla, con un poquito de todas las ciudades, pero "única en el mundo entero".

El humorista ha hecho lo que sabe hacer mejor que nadie, que el público del Fibes estallara en carcajadas en numerosas ocasiones y que una gala de casi tres horas resulte amena. "Permitidme un ruego a mis compañeros, los periodistas que, ahora mismo, cubren profesionalmente la información de este acto", ha recitado el presentador, mientras en la tribuna de galardonados, la nueva Medalla de la ciudad José Luis Garrido Bustamante recitaba de memoria desde su silla de ruedas.

Sevilla vive una jornada intensiva

Pese a ser festivo, ha sido una jornada intensa para los políticos sevillanos. El día ha empezado bien temprano con la procesión del Corpus, en la que los sevillanos ha podido ver al alcalde y a los portavoces del PSOE, Antonio Muñoz, y Vox, Cristina Peláez. Solo faltaba la representante de Unidas Podemos en el Ayuntamiento, Susana Hornillo. Por la tarde, se ha repetido el trío político municipal. Quizás, entre un evento y otro, Sanz haya tenido un momento para alcanzar un acuerdo sobre los presupuestos de la ciudad, que se votarán este lunes y que parecen abocados a fracaso, con Muñoz o con Peláez.

No han sido los únicos políticos presentes. Entre los asientos del Palacio de Congresos estaban también el exalcalde y exministro del Interior, José Ignacio Zoido; el también ex primer edil, Alejandro Rojas Marcos; la consejera de Educación, Patricia del Pozo; los exdiputados del PP Sol Cruz y Ricardo Tarno, y el subdelegado del Gobierno, Francisco Toscano.

"Nunca desaparece lo que nunca parte", ha asegurado Sánchez, que ha recordado que en esta gala, el alcalde ha cumplido su promesa de candidato de otorgar la Medalla a Carmen Sevilla, aunque ha tenido que ser a título póstumo. Además de la reconocida y querida actriz, han recibido el reconocimiento de la capital andaluza Manuel Alejandro, Manuel Marín, que casi se echa a bailar al recibir su premio, y José Abraham por el fomento del arte y la cultura. Por el fomento del patrimonio y las tradiciones de Sevilla a Alberto Gallardo Aguilar (a título póstumo), la Hermandad de la Estrella, el Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Sevilla, la Banda de Música de la Cruz RojaJoaquín Egea López, historiador, defensor del patrimonio sevillano.

Por su trayectoria profesional, por su labor emprendedora y empresarial el Ayuntamiento ha reconocido a Francisco Rodríguez Rodríguez, Juan Suárez Salas y Juan A. López Olmos, José Antonio Maldonado ZapataEugenio Suárez PalomaresGhenova IngenieríaFrancisco García Campos, En el ámbito de la ciencia, a Estefanía García Guerrero y a Fernando de la Portilla de Juan. La Policía Nacional, la Casa de Jaén de Sevilla y Baldo Peña han recibido la medalla por su labor educativa, social y de fomento de los derechos humanos. El Ayuntamiento también ha reconocido a Olga Carmona e Irene Guerrero.

Los colegios tumban el Fibes

Sin duda, los colegios sevillanos han sido los grandes triunfadores de la noche. Las comunidades educativas del CEIP Borbolla, el CEIP Vélez de Guevara y el Colegio Sagrado Corazón de Sevilla han estallado en vítores cuando sus directores han subido a recoger sus galardones y cuando ha recibido la Medalla la Fundación de Psicopediatría.

Joana Jiménez ha puesto voz a las palabras de Manuel Alejandro, galardonado por su fomento del arte y la cultura, que no ha podido asistir al acto, ya que su hija tiene Covid, aunque ha asegurado que lo está siguiendo todo en streaming. La conocida artista ha cantado Sevilla acompañada de la Banda Municipal y ha estado a punto de arrancar también al nuevo Hijo Adoptivo de la ciudad, Manuel Carrasco, que no paraba quieto desde su silla.

La pierna del artista onubense no ha parado en toda la gala. Incluso el presentador se ha dado cuenta de los movimientos nerviosos del cantante. "Entiendo tus nervios, a los guapos se nos exige el doble", ha bromeado Sánchez. Este "sevillano de Isla Cristina" se ha lanzado a capela ante los gritos de sus fans que llenaban el público. "Viva Sevilla y Triana y la madre que me parió", ha cantado el artista, que ha cerrado la gala con Hay amores que duran toda la vida. "Alcalde, ¿está abierto el Estadio Olímpico?", ha preguntado Sánchez ante la reacción del público.

La música acompaña a la gala

Si la Junta abraza la música cofrade de la mano de Rosario de Cádiz, Sevilla hace lo propio galardonando a la banda de la Cruz Roja. Los músicos ha recibido también la Medalla de la ciudad. Sus componentes han llegado al escenario del Fibes a golpe de tambor y han interpretado Pasan los Campanilleros mientras las imágenes procesionales se han sucedido en la pantalla a sus espaldas.

Por el escenario ha pasado también Siempre Así para cantar dos himnos de la ciudad como los son Te estoy queriendo tanto, en honor a Manuel Alejandro, y Cuando vuelva a Sevilla en primavera. El grupo trianero ha conseguido la ovación del Fibes y, algo que puede ser incluso más difícil, que el alcalde siguiera su ritmo con su pie.

"Esta Sevilla de hoy no se olvida de sus hijos importantes", ha asegurado Garrido Bustamante, aunque ha tenido que pasar más de una hora para que una mujer subiera al escenario. El periodista ha puesto voz a todos los premiados y ha sentenciado lo que todos han dicho antes de entrar, que están orgullos y agradecidos a su ciudad. El alcalde ha querido también recordar a "todos los sevillanos anónimos que en el transcurso del tiempo han ido moldeando el significado y los valores de las siete letras de su nombre", que no han podido estar en el escenario.

"Padre, cuando usted termine, cierre la puerta y apague la luz", ha terminado Garrido.